Descargas

Sanz y Rajoy dicen que el pacto goza de «buena salud» y defienden que haya unos buenos Presupuestos

(AGENCIAS.9.08.08) El presidente de UPN, Miguel Sanz, y el del PP, Mariano Rajoy, destacaron en Pamplona la "buena salud" del pacto entre ambas formaciones. Según precisó Rajoy, "las cosas funcionan muy bien en el pacto".  Miguel Sanz y Mariano Rajoy ofrecieron ayer una rueda de prensa tras la reunión de seguimiento del pacto entre UPN y PP celebrada en la capital navarra y después de que el presidente navarro no descartara el pasado domingo la posibilidad de apoyar los Presupuestos Generales del Estado.

En su intervención, Miguel Sanz, que aclaró que la reunión de hoy en Pamplona no es fruto de la coyuntura política de los últimos días, manifestó que el pacto entre ambas formaciones ha ido bien a Navarra y a España y a quienes forman parte de los dos partidos. Manifestó que tienen la "clara voluntad" de negociar los Presupuestos Generales de España, "que son el instrumento esencial para hacer frente a la crisis económica que atraviesa nuestro país".

"UPN y PP nunca han tenido problemas a la hora de cumplir con sus compromisos derivados de pacto y con las normas establecidas en cuanto al funcionamiento del grupo popular", dijo, para añadir que siempre han votado en el mismo sentido "y espero y es mi deseo que sigamos votando en el mismo sentido porque compartimos los mismos criterios".

Insistió en que UPN es un partido "autónomo", "que adopta sus decisiones conforme los órganos directivos entienden que deben adoptarlas", un partido "abierto a la negociación" y "responsable". "Es un partido que sabe cumplir con sus compromisos y UPN tiene un pacto de colaboración política con el PP que no lo ha incumplido nunca". Según dijo, pretende además seguir cumpliendo "estrictamente" todo lo acordado.

El presidente navarro reiteró que él está dispuesto a negociar los PGE y no precisó si lo hará como UPN como dentro del grupo popular. "Ya veremos", fue lo que dijo, para exponer que "en el supuesto de que haya una falta de coordinación, de criterio o de entendimiento en lo que responda al interés general, UPN tiene capacidad para votar conforme a la posición que considere más oportuna".

Rajoy, por su parte, manifestó que tanto el PP como UPN consideran necesario que tanto en Navarra como en el Congreso y en el Senado haya Presupuestos. "La responsabilidad exige que en Navarra se apruebe un presupuesto, que en España se apruebe un presupuesto y tengan como objetivo atender las necesidades de las familias españolas y abordar la crisis económica", dijo, para insistir en que haya Presupuestos y sean "buenos".

El jefe del Ejecutivo navarro señaló que pretenden hacer propuestas y "por eso decimos que estamos dispuestos a sentarnos, tras la definición de una metodología negociadora basada en la seriedad y el rigor, y a exponer con claridad nuestras propuestas".

Sanz destacó, entre las propuestas, la necesidad de impulsar medidas fiscales que ayuden a pymes y micropymes salir de "su situación económica", y de financiar adecuadamente las medidas que se deriven de la Ley de Dependencia, sin excluir a Navarra "a pesar de tener un régimen específico", así como potenciar las energías renovables.

También enumeró la importancia de impulsar la I+D+i, un Plan Nacional de Residuos y medidas relacionadas con las infraestructuras. En este último capítulo se refirió al corredor de alta velocidad y su enlace con la ‘Y vasca’, el desdoblamiento de la N-232 o la carretera Pamplona-Jaca-Huesca.

Miguel Sanz pidió además una revisión normativa que permita "acomodar" el Amejoramiento a las CCAA que tienen incluidos en sus estatutos la posibilidad de disolver la Cámara y la nueva legislatura se extienda cuatro años.

CRISIS ECONÓMICA

El presidente popular destacó que la reunión de hoy se centró en la crisis económica, "que está lesionando muy gravemente los intereses de las familias españoles y de las pequeñas y medianas empresas". "Esta tiene que ser la prioridad básica del Gobierno de España, de cualquier gobierno autonómica y de la oposición", expuso.

Ante esta "muy difícil situación", Rajoy manifestó que la primera obligación de un gobernante es decir a los ciudadanos la verdad, y "la verdad es que la crisis es importante", dijo. "También hay que decir la verdad sobre el origen de la crisis porque si no va a ser muy difícil tomar soluciones", expuso.

Además de los factores internacionales, el dirigente popular expuso que la crisis en España es "más importante" porque "tenemos un problema serio de competitividad en nuestra economía, porque tenemos un problema de déficit exterior, porque tenemos un diferencial de precios muy grande con el resto de los países europeos".

A su juicio, es fundamental adoptar medidas y señaló que su partido ha presentado una alternativa económica. "Vamos a seguir ofreciéndolas en el debate de los Presupuestos y antes", dijo, para añadir que el gasto público para el próximo año no puede incrementarse más de un 2 por ciento. Abogó además por "dar un mensaje que pueda generar credibilidad en el Gobierno en relación con las pequeñas y medianas empresas".

Mariano Rajoy señaló que lo realizado hasta ahora por el Ejecutivo ha sido un "fracaso". "La operación de los 400 euros le ha costado al Estado 6.000 millones de euros, un billón de las antiguas pesetas", indicó.

En su opinión, "no es momento para jugar a distraer, para dividir a los españoles, para sacar conejos de la chistera, para plantear asuntos respecto de los cuales no hay demanda; es el momento de actuar con responsabilidad, de dedicarse a resolver los problemas económicos de los españoles".

Rajoy manifestó que el PP ha presentado un "amplio paquete" de medidas económicas y "estamos dispuestos a negociarlo con el Gobierno, si el Gobierno quiere". "El PP cumple con su obligación ofreciendo su colaboración y apoyo para salir de la crisis económica", apuntó, y agregó que el PP y UPN van a estar "a la altura de las circunstancias".