Descargas

Lapazarán pide al Gobierno que actúe para evitar las diferencias entre el precio de origen y destino

(UPN/12.6.08) El senador de UPN José Cruz Pérez Lapazarán afirmó ayer en el Pleno del Senado, en una pregunta a la ministra Elena Espinosa que, «el Gobierno debe actuar para evitar las colosales diferencias que existen entre los precios de los productos de primera necesidad en origen y en destino». Pérez Lapazarán preguntó a la ministra acerca de las medidas que piensa adoptar el Gobierno para disminuir esas  diferencias de precios que tienen los alimentos.

Tras la contestación de la ministra, el también portavoz de Agricultura del Grupo Popular en el Senado manifestó que «parece que este Gobierno vive en otro país y que esto no va con ellos, nada más lejos de la realidad».

Las familias españolas «ven como sus alimentos mas básicos como son el pan, la leche los huevos, las carnes de vacuno, cerdo o pollo no dejan de incrementar sus precios; y  más de la mitad de esos alimentos que se ponen todos los días sobre la mesa se han encarecido con incrementos muy por encima de la tasa de inflación», indicó.

«Otra situación muy diferente se produce dentro del sector primario, donde existe una diferencia abismal entre el precio que se paga al agricultor y ganadero por sus producciones y el precio que pagan los consumidores en las tiendas, lo que está generando una crisis profundísima a estos colectivos agrarios», agregó.

El senador regionalista, que señaló que en el Gobierno central «no tienen ni ideas ni soluciones» para este problema, afirmó que «no es de recibo que existan unas diferencias de precio entre origen y destino de entre el 200% y el 1.000% o incluso en algunos muy singulares el 2.000%». «No es entendible que se puedan multiplicar los alimentos en diez veces su valor en el recorrido que va del pueblo a la ciudad sin que el Gobierno pueda hacer nada», añadió.

Finalmente, afirmó que en «la situación que soporta el sector agrario es tan tremenda que soporta que ya no aguanta más, y en muchos ámbitos se cuentan por decenas de miles los que abandonan la actividad».