Descargas

Miguel Sanz anima a los empresarios a convertir las incertidumbres económicas en oportunidades

(UPN/18.5.08) El presidente del Gobierno de Navarra y de UPN, Miguel Sanz, afirmó en Peralta, durante un encuentro con setenta empresarios, que en Navarra «no tenemos que estar preocupados por la crisis económica que se está viviendo, sino que tenemos que estar ocupados, porque si hemos sabido jugar en época de bonanza, y meter goles, ahora nos toca demostrar que podemos jugar en un campo embarrado», señaló.

Sanz, que lanzó un mensaje de optimismo y apoyo a los empresarios, indicó que el tejido industrial navarro está diversificado «y tenemos sectores emergentes que se han constituido en referentes de nuestra economía, como el sector de las renovables, y sectores emergentes como el de la agroalimentación, y el de la biomedicina, que es un referente a nivel internacional».

«Estar tranquilos pero ocupados para aprovechar esta situación de partida que tenemos que es más ventajosa que la de otras comunidades. Tenemos resueltos los dos graves problemas de España, que son el agua y la dependencia energética a través de nuestras energías renovables», aseveró Sanz.

En este sentido, manifestó que «las cosas no se hacen solas, y hay que saber qué se debe hacer», y añadió que «la misma receta no es la misma para todos los lugares».

Miguel Sanz, quien señaló que con su presencia quería rendir un reconocimiento al pueblo de Peralta, «la capital de Navarra de la mecánica, un pueblo tremendamente emprendedor con una industria espectacular, con mucha innovación y mucha creatividad».
.
En Navarra, señaló Sanz, «somos exportadores netos». «En el conjunto de España tenemos una pérdida de empleo evidente, aunque éste no es el caso de Navarra, porque estamos en una situación francamente buena. Navarra es la comunidad con menor tasa de desempleo, por lo que no es un parámetro que nos afecta».

«En el conjunto de España, el desempleo afectará a los inmigrantes, las personas menos formadas, que son las primeras que van a ir al paro, así como el sector inmobiliario y la construcción. Va a haber una situación complicada, porque hay sobreoferta en el sector inmobiliario», afirmó.
 
Sanz señaló que desde los poderes públicos «se debe intentar que los promotores hagan un esfuerzo vendiendo activos a bajo precio, para conseguir liquidez».

«Yo sería partidario de que hagan un esfuerzo los promotores, sobre todo las grandes compañías, vendiendo a bajo precio y además por bloques, es decir, por subasta y pujas porque las situaciones han cambiado. Hacer frente a la crisis de manera rápida».

Así, Sanz manifestó que «hay que hacer cosas, medidas de carácter público como incrementar las garantías de las sociedades públicas, potenciar sociedades de garantías recíprocas para ayudar a promotores, y mayores incentivos fiscales para el ahorro de la compra de viviendas, construyendo VPO, para lo que es necesario adquirir suelo y recalificarlo».

«También hay que promover ayudas para la rehabilitación de viviendas, porque este sector absorbe muchísimo desempleo y muchísima gente, de gremios diferentes», indicó Sanz, quien explicó en qué consiste el Plan Navarra 2012, por el que se van a invertir 4.500 millones en 90 actuaciones emblemáticas, con las que se quiere «generar confianza, impulsar el desarrollo, la cohesión territorial y social, y no generar desequilibrios económicos».

Finalmente, Sanz señaló que «sólo con la obra pública no se hace frente a la crisis económica, sino que la obra pública tiene que favorecer la iniciativa privada».