Descargas

Navarra registra en abril la segunda mayor bajada del paro de toda España, con un descenso del 2,62%

(GN/7.5.08) El desempleo ha bajado entre hombres y mujeres y en todos los sectores productivos y comarcas de la Comunidad Foral. Navarra es una de las cinco comunidades en las que el paro bajó en abril, además de Asturias, Galicia, Baleares y el País Vasco. En España, el paro se incrementó en 37.542 personas (1,63%) en el mes de abril, mientras que en la Comunidad Foral se redujo en 618 personas, la segunda mayor bajada de toda España.  

El número de personas desempleadas registradas en las oficinas del Servicio Navarro de Empleo al finalizar el mes de abril de 2008 ha disminuido en 618 en relación con el mes de marzo y se sitúa en 22.968, por lo que la disminución representa el 2,62% en valores relativos. Del total de personas desempleadas, 13.645 son mujeres (con una disminución del 3,06% respecto al mes anterior) y 9.232 son hombres (1,98% menos que en marzo).

La directora general de Trabajo del Gobierno de Navarra, Imelda Lorea, ha destacado que la Comunidad Foral acumula en los dos últimos meses una bajada del paro que alcanza las 1.673 personas. Con respecto a abril, la directora general ha señalado que la evolución favorable del mercado laboral afecta sobre todo a las mujeres, con 430 desempleadas menos (el 70% del total), en menor medida que los hombres, con 188 parados menos.

Imelda Lorea ha insistido en la importancia de una adecuada formación de los trabajadores, por cuanto los datos del mes de abril han vuelto a evidenciar un mayor descenso del paro entre los colectivos con mayor cualificación técnica y profesional. La directora general ha señalado que el paro bajó en todos los sectores productivos, especialmente en la industria de la alimentación y comercio, al igual que en todas las comarcas navarras. No obstante, ha puesto de relieve también, como aspecto negativo de la cifras del mes pasado, el incremento del paro que se ha registrado entre los trabajadores inmigrantes, con un aumento de 22 personas, aspecto que rompe con la tendencia general del mercado laboral en Navarra.