Descargas

Mariano Rajoy afirma en Pamplona que la voz de Navarra sonará fuerte con tres diputados de UPN

(DDN/1.3.08) El candidato del PP a la presidencia del Gobierno abarrotó ayer el Baluarte en el mitin central de campaña de la coalición de los populares con UPN, en el que se congregaron más de 5.000 personas. Mariano Rajoy dedicó una parte de su discurso a la Comunidad Foral y aseguró que "tres diputados de UPN en coalición con el Partido Popular son la garantía de que la voz de Navarra sonará fuerte en el Congreso de los Diputados". Asimismo, Rajoy se comprometió "a trabajar por Navarra como presidente del Gobierno" como ya lo hizo en el pasado, dijo, "como ministro y como jefe de la oposición".

En sus referencias a Navarra, quiso recalcar que el discurso de UPN tendrá un nítido espacio en del Grupo Popular cuando se trate algún tema sobre Navarra. Rajoy también mostró su deseo de que UPN aumente en un escaño su representación actual y pase de dos a tres diputados, algo que sólo conseguiría si lograra los mismos votos que obtuvo en las pasadas elecciones al Parlamento foral.

Destacó que la declaración del embalse de Itoiz como obra de interés general fue en su vida política "una de las mayores satisfacciones". Incluyó también el trabajo conjunto con el Gobierno foral para llevar a cabo el Canal de Navarra.

"Defiendo que Navarra siga siendo lo que los navarros llevan siendo desde hace cinco siglos", agregó en clara referencia a la frase que tantas veces repitió Zapatero en el llamado proceso de paz de que "Navarra será lo que quieran los navarros".

"Navarra es España y yo defenderé la genuina foralidad de Navarra y me ocuparé del AVE y de que se hagan 6,5 kilómetros de autovía". Hablaba de la conexión de la autovía del Camino con Logroño, sobre la que agregó: "Yo creo que deberían hacerla aunque sólo fuera para que no se lo estuvieran recordando todos los días y con razón".

"La etapa de las ocurrencias"

El líder del PP mostró su cara más optimista de cara al resultado electoral del 9 -M. "Hace poco tiempo algunos no daban un euro por nosotros", señaló, "pero hay cosas que han cambiado y el cambio se palpa en España".

Mariano Rajoy acusó al PSOE de haber realizado estos cuatro años "la política de no hacer nada". "No se ha dado solución a lo que interesa a la gente con un presidente que no estaba en la realidad". Eso ha provocado, añadió, la situación actual de subida de precios y de desempleo. "Rodríguez Zapatero le sale muy caro y muy costoso a los españoles y su permanencia en el Gobierno es un riesgo serio para las economías familiares".

El líder del PP acusó a Zapatero de haber pasado cuatro años "debatiendo quiénes somos" y mirando hacia atrás "con la memoria histórica, Franco y la República". Añadió que el PSOE también se ha dedicado en esta legislatura "a negociar" con los terroristas. "Ha hecho lo que ha querido, ha sido frívolo, ha actuado con improvisación y, ademas, que es lo peor, ha engañado y mentido a los españoles". Mientras tanto, señaló, "¿quién se ha ocupado de la economía, inmigración, el paro, las hipotecas…?"

Afirmó que su partido ha vivido "cuatro años difíciles" y que habían tenido que defender en solitario "que no se debía negociar políticamente con ETA. Al terrorismo se le derrota". También dijo que tampoco encontraron compañía al defender "España, una nación de ciudadanos libres e iguales". Rajoy concluyó que aunque les han "arreado por todas partes", sabían que estaban defendiendo "cosas en las que creen todos los españoles, voten a la derecha y a la izquierda".

El candidato del PP recalcó que "hay que terminar con la etapa de las ocurrencias, de los constantes cambios de criterio" y que España "necesita un gobierno normal, ocupado de las cosas normales y no un gobierno que se ha convertido en una verdadera máquina de generar problemas".