Descargas

Los candidatos de UPN señalan que la inmigración enriquece el crecimiento cultural y económico

(UPN/1.3.08) Los candidatos de la coalición de UPN-PP Santiago Cervera, María Caballero y José-Cruz Pérez Lapazarán han mantenido un encuentro esta mañana con varias asociaciones de inmigrantes de diversas nacionalidades (argentinos, centroeuropeos, africanos y americanos). Durante la reunión, el candidato número uno al Congreso de los Diputados, Santiago Cervera, ha indicado que la inmigración «es un fenómeno positivo en la medida en que enriquece nuestra capacidad de crecimiento económico y cultural y uno de los fenómenos que más ha transformado nuestra sociedad en los últimos años, por lo que hay que darle un adecuado tratamiento político».

En este sentido, ha señalado que la inmigración «tiene que ser un fenómeno regulado y controlado. Regulado de manera responsable, porque España no puede aceptar a todos los inmigrantes que quieran llegar, por los desequilibrios que se producirían y por las consecuencias que tendría en los servicios públicos que constituyen nuestro estado del bienestar».

«Y controlado también en los derechos y obligaciones de las personas que vienen a España», ha afirmado Cervera y ha añadido que «nos mostramos contrarios a las regularizaciones masivas, que no se harán con un gobierno del PP, y que han quebrado la política inmigratoria europea».

Santiago Cervera ha manifestado que han planteado a las asociaciones el contrato de integración, «un modo para que los inmigrantes conozcan y se comprometan con sus obligaciones, y para que se beneficien de las oportunidades y derechos que encuentran en nuestro país».

Para UPN, el contrato de integración «constituye una garantía para la sociedad que le recibe y para el propio inmigrante de hecho, y las asociaciones ven en este contrato un buen instrumento de incorporación ordenada y razonable a nuestra sociedad».
 
Durante la reunión se ha hablado también «de la necesidad de que la economía funcione bien en los próximos años, para no generar problemas sociales y de integración en los propios inmigrantes, que serían los primeramente perjudicados si la tendencia de evolución económica empeora, como indican los datos que se conocen en los últimos meses», ha apuntado Santiago Cervera, quien ha concluido que «una economía saneada y productiva es una condición imprescindible para hacer de la inmigración un fenómeno sostenible».