Descargas

UPN afirma que Maiorga Ramírez apuesta por ‘más nacionalismo y menos Navarra’

(UPN/14.11.07) UPN ha manifestado hoy que la defensa que realiza en su blog personal el presidente de EA en Navarra, Maiorga Ramírez, del Órgano Común Permanente con el país Vasco, «como máximo logro del fallido Gobierno tripartito», es una demostración de que para EA «lo importante es su proyecto soberanista y los intereses de la Comunidad Autónoma vasca, pero no los ciudadanos navarros ni su bienestar».

«El señor Ramírez apuesta claramente por más nacionalismo, más soberanismo, y menos Navarra, y no oculta en ningún momento las verdaderas intenciones de su formación si llega otra vez al Gobierno de Navarra», han señalado los regionalistas.

En este sentido, han añadido que, «aunque Ramírez ya reconoció que el Órgano Común Permanente con el País Vasco era un asunto que se había aceptado en las negociaciones para la formación de un gobierno con IU y el PSN, resulta muy evidente para la sociedad navarra que el nacionalismo vasco siga obstinado por diluir a la Comunidad Foral en esa entelequia que denominan Euskalherria hasta el punto de convertirla en su máxima y única prioridad».

«Mientras unos, los nacionalistas vascos, anteponen en su acción política, los derechos territoriales e identitarios, otros, como los partidos que conforman el actual Gobierno de Navarra, nos preocupamos todos los días de mejorar el bienestar y la calidad de vida de los navarros, situando a la persona y no a supuestos territorios y fabulaciones en el centro de nuestra actividad», han indicado.

Asimismo, han subrayado que UPN «siempre ha mostrado su rechazo a la creación de un órgano común o a cualquier institución de carácter permanente con la Comunidad Autónoma Vasca que se convierta en un instrumento para satisfacer los objetivos de ETA y Batasuna, que no son otros que la integración de Navarra en el País Vasco».

Finalmente, han pedido a Ramírez que «se dedique más a trabajar para mejorar la vida de los navarros en vez de resucitar viejas aspiraciones que, antes de nacer, fracasaron estrepitosamente».