Descargas

Las mujeres autónomas podrán disfrutar en Navarra de ayudas para cubrir sus bajas por maternidad

(DDN/25.10.07) A partir del año que viene, las mujeres que trabajen como autónomas en Navarra podrán solicitar ayudas a la Administración foral para poder cubrir sus puestos de trabajo mientras dure su baja por maternidad. Esta medida se incluye dentro de un plan más ambicioso de apoyo a los autónomos que contará con un total de 51 actuaciones, según anunció ayer el consejero de Innovación, Empresa y Empleo, José María Roig.

Aunque todavía está en fase de estudio, ultimando los acuerdos con la Confederación de Empresarios de Navarra, CC OO y UGT y asociaciones de autónomos, está previsto que todas estas medidas entren en funcionamiento el año próximo. Antes se procederá a la firma de un convenio con todos los agentes implicados para poder desarrollar el plan en su totalidad.

Las mujeres autónomos cobran ya las bajas por maternidad, al igual que las trabajadoras por cuenta ajena. Esta medida venía contemplada en el Estatuto del Trabajador Autónomo, aprobado el pasado mes de junio. Ahora, con la propuesta del Gobierno foral se pretende dar un paso más en el ámbito de la conciliación laboral y familiar. En concreto, la ayuda para cubrir la baja por maternidad busca facilitar la sustitución en el puesto de trabajo de las mujeres que acaban de dar a luz o han adoptado un niño. De hecho, la necesidad de contar con una persona que realice el trabajo durante su ausencia es el motivo más esgrimido entre los autónomos a la hora de renunciar a las bajas o limitar su duración.

El Servicio Navarro de Empleo será quien gestione esta ayuda, que no se tratará de una subvención que reciban directamente las trabajadoras. Así, la ayuda irá encaminada a la creación de un puesto de trabajo nuevo que realice las funciones que la demandante, durante su baja, no podrá realizar. No obstante, todavía se desconoce el importe total que el Gobierno foral destinará tanto a esta ayuda como a todo el plan de apoyo a los trabajadores autónomos. El consejero de Innovación, Empresa y Empleo precisó ayer que la cuantía deberá ser aprobada en los presupuestos generales de 2008.

El plan de apoyo al trabajador autónomo incluirá un total de 51 puntos entre los que destacan los dirigidos a formación y ayudas a la inversión. «Este colectivo tiene problemas, ilusiones y anhelos y es responsabilidad de las Administración darles el máximo cobijo», señaló el consejero. En este sentido, apuntó que algunas de las medidas irán encaminadas a potenciar la formación de los integrantes de este colectivo.

En cuanto a las ayudas a la inversión, Roig apuntó que «ya existen, pero las recalcaremos». Así, precisó que en 2006, el 60% de todas las ayudas que se dieron para inversión en el departamento se dedicaron a pequeñas y medianas empresas. «En total fueron 252 empresas las que se acogieron a estas subvenciones», añadió el consejero quien resaltó que las «micropymes y pymes tienen un tratamiento singular, específico y privilegiado en temas de inversión». Aún con todo, José María Roig se comprometió a «intensificar y seguir ahondando en esta línea de ayudas» para dar respuesta a la creciente demanda de los trabajadores por cuenta propia.