Descargas

Obras Públicas estudia la aplicación de medidas que eviten más accidentes de tráfico en la N-232

(DDN/16.10.07) El departamento de Obras Públicas estudia medidas cautelares para evitar accidentes en el tramo provisional de la N-232 entre Tudela y Castejón donde en apenas mes y medio han fallecido dos personas. Este lugar se encuentra en obras por el desdoblamiento de esta vía y en ambos accidentes mortales los vehículos se salieron de la vía y cayeron por un terraplén de 10 metros.

Obras Públicas ha informado que el desvío provisional de casi 3 km está «perfectamente señalizado» y que «la velocidad máxima permitida para circular por esa zona es de 60 kilómetros». Las mismas fuentes han confirmado que en las diligencias de la investigación de ambos accidentes se ha podido comprobar que se debieron a un «exceso de velocidad y a que ambos fallecidos viajaban sin cinturón de seguridad». Además, los dos sucesos se produjeron de noche, cuando la visibilidad es menor, «y es necesario tomar más precauciones».

No obstante, Obras Públicas estudia medidas cautelares para evitar que los vehículos que se salgan de la calzada en este cambio de rasante puedan caer al barranco de 10 metros de profundidad. El departamento no ha concretado el tipo de medidas que se adoptará, pero se ha apuntado que una medida podría ser «la colocación de unos quitamiedos» en ese punto.

Este tramo, situado a dos kilómetros de Tudela en el km 90 de la N-232, está protegido ahora con una mota de tierra de apenas 50 centímetros de altura, que en ambos accidentes han superado los vehículos. Por este tramo de calzada circulan a diario más de 11.000 vehículos y permanecerá abierto al tráfico al menos hasta el mes de marzo de 2008, cuando está previsto que acaben las obras.