Descargas

Begoña Sanzberro propone un plan de actuación para paliar la crisis del sector ganadero en Navarra

(DDN/3.10.07) La consejera de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, Begoña Sanzberro Iturriria, ha anunciado hoy la puesta en marcha de un plan de actuaciones en el sector ganadero ante la crisis que atraviesa, agudizada por la subida de los costes de la alimentación. La consejera dio a conocer esta decisión en la apertura de una Jornada de Ovino de Carne organizada por la asociación de criadores y seleccionadores de raza Navarra (ARANA).

El sector ovino cuenta en Navarra con 2.400 explotaciones, con 600.000 cabezas en total, y ha generado unos ingresos para la Comunidad foral de 18 millones de euros anuales a través de las ayudas europeas. En su intervención, la consejera precisó que el plan estará ultimado para mediados de este mes y contendrá medidas puntuales y estructurales para paliar la situación y establecer mejoras a más largo plazo.

Sanzberro indicó que el envejecimiento del sector y el desacoplamiento parcial del 50% de la PAC llevan a la paulatina desaparición de explotaciones y ganado, aunque precisó que en los últimos diez años las cifras se han mantenido estables en vacuno de leche, porcino y parte del vacuno de carne por la reestructuración habida en su momento, que no afectó al ovino.

Al respecto añadió que las ayudas de la PAC, en especial a partir de 1995, cuando hubo un importante aumento de la prima, ayudaron a mantener e incrementar la ganadería de ovino pero el desacoplamiento parcial a raíz de la última reforma y el previsible desacoplamiento total en 2008 ó 2009 «originarán su reestructuración».

Esto obliga, dijo, a adoptar medidas tendentes a la disminución de costes y mejora de la comercialización, y para conseguir menores costos en la alimentación abogó por anular la retirada obligatoria y autorizar el pastoreo en barbechos, mientras que para la comercialización apostó por mejorar las redes, las cooperativas, la DO, la marca Reyno de Navarra, la trazabilidad y la publicidad de los productos autóctonos.

Según la consejera además, la subida de precios de los alimentos, unida a otras incidencias económicas que comienzan a afectar a la sociedad, influirán de forma «muy negativa» en el consumo de carne, más en la de ovino que en la de vacuno.

Para Begoña Sanzberro es así «imposible» que el ovino puede bajar precios cuando además a todo lo dicho sumó el aumento de los costes de producción y unos precios de mercado «anormalmente bajos para esta época del año».