Descargas

Urdaci: «El precio de la tregua de ETA ha sido sembrar la división en toda España»

El título de la charla era largo: «De la traición al travestismo político. Historia de una legislatura». El periodista se refería al actual Ejecutivo central. «Aupado hasta el Gobierno por los terribles atentados, Zapatero y el PSOE se encontraron de la mañana a la noche al frente de un Gobierno para el que no habían preparado un programa». De ese modo inició Urdaci su análisis sobre la presente legislatura.

Explicó que llama «traición» a la política que ha realizado en los tres primeros años el actual presidente, «porque ha ofrecido a los nacionalismos dar satisfacción a sus demandas en contra de la nación española, mermando la unidad y la igualdad, y permitiendo el regreso de la banda terrorista a las instituciones. Le llamo traición porque se rompió el pacto entre demócratas». Afirmó que el actual Partido Socialista, no así el que dirigió Felipe González, «ha querido modificar el modelo de Estado a través de un pacto con los partidos que no creen en el Estado, es decir, con los nacionalistas. Porque el PSOE de Zapatero no cree en España. Piensa que es una cuestión de la derecha».

Cuando el presidente «constató su fracaso» en las últimas elecciones municipales y autonómicas, siguió contando Urdaci, «comenzó la estrategia del travestismo político». Consiste, explicó, en «hacer como si nada hubiera ocurrido; recuperar el nombre de España, dar un giro españolista; aferrarse a la economía, asunto al que no había dedicado dos tardes; y pensar en un programa social de subvenciones y gasto público para poner el señuelo en el futuro y hacer olvidar el pasado inmediato».

En opinión del periodista, durante esta legislatura se ha producido «el gran fracaso de la negociación con ETA que se ha hecho con un precio que se pagará durante mucho tiempo»; «un retroceso de las libertades»; y el «deterioro» de la Educación. Calificó de «tic totalitario» y «adoctrinadora» la asignatura Educación para la Ciudadanía. «Yo me pregunto: ¿Figurará en esa asignatura en las escuelas del País Vasco el ejemplo universal de las víctimas del terrorismo?».

El periodista mantuvo que una vía para «reparar los daños» que a su juicio se han producido sería un gobierno de coalición PP-PSOE. Ese hipotético Ejecutivo, dijo, debería reformar la Ley Electoral «para corregir la sobre-representación del nacionalismo» en las Cortes; cerrar el desarrollo autonómico en los términos recogidos por la Constitución; alcanzar un consenso en Educación para que no esté al albur de los partidos; y un consenso en política exterior.