Descargas

El Senado aprueba una moción de UPN que pide medidas para paliar la crisis de los ganaderos navarros

(UPN/12.9.07) El pleno de la Cámara Alta ha aprobado una moción presentada por el senador por Navarra de UPN José Cruz Pérez Lapazarán en la que solicita al Gobierno de Zapatero «la adopción de medidas de apoyo al sector ganadero que minimicen los efectos producidos por el encarecimiento de los piensos para alimentación de ganado y que están provocando la ruina de muchos ganaderos». Las organizaciones agrarias de Navarra habían denunciado esta grave situación.

La moción defendida por Pérez Lapazarán, que fue enmendada por el grupo de CIU y apoyada por PP, CIU, CC y Mixto, solicita al Ejecutivo central la elaboración de un documento de diagnóstico de la situación por la que atraviesa el sector y las incidencias provocadas por el encarecimiento de las materias primas. Dicho documento debiera servir para contribuir a la adopción de medidas administrativas de apoyo al sector ganadero y pueda ayudar a frenar la escalada de precios con el fin de paliar, en la medida de lo posible, las pérdidas que está sufriendo el sector ganadero.

Del mismo modo, la moción pide al Gobierno central establecer un programa nacional de medidas económicas, sociales y culturales que ayuden a paliar la situación crítica generada en las explotaciones familiares ganaderas como consecuencia del incremento del importe de las materias primas y de los piensos.

«Con esta iniciativa se pretende que el Gobierno analice y evalúe esta situación y establezca medidas de apoyo al sector ya que en caso contrario más de la mitad de las empresas ganaderas se verán abocadas al cierre», ha señalado Pérez Lapazarán.

Según ha explicado el portavoz de la Comisión de Agricultura, Pesca y Alimentación del Grupo Popular en su intervención, el mercado de cereales español y mundial se encuentra alterado como consecuencia de unas cosechas escasas y una mayor demanda de estas producciones para el sector de los biocombustibles y como todo ello esta encareciendo el precio de los piensos. Así también afirmó que esta situación está provocando una delicada situación a las explotaciones familiares ganaderas, muy especialmente, las que más dependen del pienso. «Un sector como el ganadero, que goza de un gran peso económico en nuestro país está viviendo una situación que amenaza a su propia supervivencia», añadió el senador navarro.

En este sentido, el senador de UPN ha afirmado que esta situación esta influyendo negativamente no sólo en la alimentación animal, sino también en la humana. «Alimentos como la leche, el pan, la carne, el pollo, los huevos pueden aumentar sus precios solamente en este mes de septiembre entre un 10 y un 15%. No podemos obviar que esta situación pudiera influir de manera extraordinaria sobre el IPC, disparar la inflación  y todo lo que con ello conlleva, más aún con los síntomas negativos que está experimentado la economía española».

El Gobierno mira para otro lado

«El Gobierno -ha asegurado Pérez Lapazarán- parece ignorar esta situación y no parece preocuparle esta escalada de precios que soporta el sector ganadero, la cual se añade a las acaecidas a lo largo de los últimos años como las sequías, heladas y otras de orden sanitario que han provocado crisis en todas las empresas ganaderas y en todas las especies productivas».

«Los Gobiernos están para resolver el problema de los ciudadanos y para mantener sectores estratégicos como es el de la alimentación», apostilló el senador navarro, quien también aseguró que, «hasta el momento, la actuación del Gobierno y del Ministerio ha sido lamentable. Solo hay que mirar cuantas veces me ha dicho la ministra Espinosa catastrofista e inventor de problemas pero el tiempo y los hechos nos dan la razón», dijo con rotundidad.

Finalmente, Pérez Lapazarán ha indicado que ahora le toca al Gobierno mover ficha y adoptar medidas, las cuáles pueden ser desde las fiscales, las de promoción de productos y dietas alimentarias con productos españoles con etiquetas de calidad, la intervención en los precios y en la persecución del fraude, el control de fronteras y las importaciones irregulares o modificaciones legales de leyes que posibiliten la venta directa de productos ganaderos en las grandes superficies.