Descargas

ANV se descubre al no condenar en los ayuntamientos el atentado de la banda terrorista ETA

(UPN/AGENCIAS/31.8.07) ANV ha sido la única formación política que se ha negado a apoyar una moción en los plenos municipales de Burlada, Zizur Mayor, Villava y Berriozar en la que se condena el atentado perpetrado contra la Casa Cuartel de la Guardia Civil en Durango, se muestra el apoyo a las víctimas y se exige a ETA que cese en su actividad terrorista.

Esta ha sido la primera ocasión desde la ruptura de la tregua de ETA en la que los plenos municipales se han tenido que pronunciar para condenar la violencia terrorista. La posición de ANV, que cuenta con representación desde el pasado 27 de mayo en algunos ayuntamientos de Navarra, dice mucho de su relación con el entorno terrorista.

En las mociones, que fueron consensuadas en los cuatro ayuntamientos de la comarca de Pamplona por UPN, PSN y la coalición Na-Bai, se condena de forma «rotunda» y «sin paliativos» el atentado y se manifiesta la solidaridad y apoyo a todas las personas afectadas. Asimismo, se expresa el «convencimiento de que el uso de la violencia terrorista como medio para alcanzar fines políticos no encuentra ninguna justificación en una sociedad democrática». Añaden que «querer imponer unas ideas a la sociedad, a costa de la sangre de los ciudadanos no es sino muestra del fascismo más delirante». Manifiestan también que «la voluntad de los ciudadanos constituye la idea de democracia y libertad que ha de imperar frente a la sinrazón de los terroristas». Concluyen con «su firmeza en la defensa de los valores de la democracia y en el respeto a las expresiones de los ciudadanos en las urnas» y exigen a ETA y a su entorno «el abandono sin ambigüedades de las armas y el cese de cualquier violencia física o moral».

Además, en Burlada, ANV tampoco condenó los ataques del entorno etarra a las sedes de UPN, PSN y una entidad bancaria ocurridas el 25 de julio en la localidad.