Descargas

Las concejalas de UPN de Burlada recuperan la historia local con un traje de época en la procesión

La investigación que llevaron a cabo «en Internet», en libros de Historia o los estudios de Jimeno Jurío, les llevó a decantarse por la época de Carlos III El Noble. Señalan que ya en su programa electoral quisieron «aportar valores» y en el de cultura quisieron «velar por mantener las tradiciones y costumbres locales y por recuperar otras de «interés sociocultural». «Hemos investigado para llevar una indumentaria acorde con este pasado y dar a conocer la historia de este pueblo para que los vecinos se sientan orgullosos de él», apuntó Egea.

Según lo recogido por José Mª Jimeno Jurío en su estudio toponímico de Burlada, existió un palacio junto al antiguo templo parroquial. Se trataba de la que popularmente se llamaba «casa Soldau» y que había sido construida a finales del siglo XIV. Carlos III el Noble, creador de los palacios de Olite y de Tafalla e impulsor de la reconstrucción de la catedral de Pamplona, «quedó prendado del paisaje y del clima burladés, convirtiendo el lugar en residencia de la familia real». Pero sin duda, lo más significativo en la historia de Burlada como sede de veraneo real fue el nacimiento, el 7 de septiembre de 1407, de Leonor de Borbón y de Navarra, «la princesa burladesa», como la denomina Jimeno Jurío.

El vestido que lucirán Inma Egea, Pilar Valle y Mª Luz Moraza ha sido confeccionado con una tela aportada por una casa de la localidad, explicó Egea. Se trata de un brocado «con poca trama» que permita utilizarlo en verano.

La edil regionalista aseguró que la iniciativa, «por ahora», sólo la asumen ellas y que han pagado el vestido de su «bolsillo». «Estaremos encantadas de que nuestras compañeras del consistorio se sumen más adelante, aunque la verdad es que ahora no lo hemos propuesto y tampoco hubiera dado tiempo», dijo Moraza.

La idea surgió hace cuatro años y pidieron consejo al jefe de protocolo del Ayuntamiento de Pamplona. «Él nos dijo que teníamos que investigar en nuestro pasado para que el vestido que luciéramos tuviera una lógica. Pamplona puede utilizar traje de roncalesa porque era la capital del reino de Navarra, pero en nuestro caso había que buscar algún motivo propio», explicó Egea.