Descargas

Miguel Sanz, elegido presidente por mayoría con los votos de UPN y CDN y la abstención del PSN

Estas son algunas de las frases pronunciadas por el candidato regionalista:

Programa y estilo de gobierno. Este Programa ha de ser abierto y posibilista. Abierto a las iniciativas que puedan plantearse por los diferentes Grupos de la Cámara y que cuenten con la mayoría necesaria; y posibilista porque Navarra no puede perder, con planteamientos utópicos e irrealizables, el pulso social logrado. Ofrezco un estilo de gobierno caracterizado por la cercanía, el diálogo y la colaboración con los agentes económicos y sociales.

Elecciones 27 de mayo. Muchas son las interpretaciones que de los resultados pueden hacerse, pero lo cierto es que los ciudadanos han trazado una línea divisoria clara y diáfana entre las formaciones que defienden, reconocen y respetan el actual estatus institucional de Navarra con identidad propia y diferenciada, integrada en España a través del Pacto de Amejoramiento, y las organizaciones nacionalistas que concurrieron en coalición a las elecciones con el único objetivo compartido de alcanzar para Navarra otro estatus político-institucional diferente al reflejado en la Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Fuero y la Constitución.

Relaciones con la CAV. Está fuera de lugar afirmar que los navarros queremos vivir de espaldas al País Vasco. Llevamos siglos y siglos perteneciendo a una misma realidad nacional (España) y compartiendo unas relaciones normales en los ámbitos económicos, sociales, culturales, laborales o familiares. Por eso, crear ahora la necesidad de un ente común de carácter específico entre Euzkadi y Navarra es algo ficticio, que no genera ningún beneficio a los ciudadanos. La colaboración y cooperación de Navarra y la CAV es algo consustancial con el progreso y desarrollo social que persiguen los ciudadanos de cada territorio, y se orienta de igual manera hacia Aragón, La Rioja o Castilla-León.

Navarra mantiene una fuerte caracterización y señas de identidad que le son propias y peculiares. Lo vasco y el euskera son elementos que enriquecen esta identidad, pero no constituyen la esencia específica de la misma. La naturaleza vasca de Navarra trasciende en mucho a la existencia de un proyecto nacionalista vasco y no plantea ninguna necesidad de incorporación a la CAV.