Descargas

UPN aceptará gobernar en minoría si el PSN garantiza la estabilidad política y social de Navarra

(AGENCIAS/UPN/ 30.7.07) El presidente de UPN y del Gobierno de Navarra en funciones, Miguel Sanz, ha asegurado hoy, en una conferencia de prensa, que UPN mantiene «los brazos abiertos» para acordar con los socialistas un Gobierno de coalición o uno en minoría, aunque éste tendría que estar basado «en un compromiso sobre acuerdos básicos para la estabilidad política, institucional y económica» de Navarra.

Precisó al respecto que este acuerdo se sustentaría en un decálogo que esta misma mañana refrendó el Ejecutivo de UPN-CDN en su sesión semanal y que recoge desde el compromiso con el desarrollo de Navarra como comunidad propia y diferenciada hasta la renuncia a presentar a lo largo de la legislatura una moción de censura.

El resto de puntos pasan por renunciar también a la creación de órganos permanentes entre Navarra y la Comunidad Autónoma Vasca o entes con competencias ejecutivas, rechazar cualquier reforma del Amejoramiento que no cuente con el apoyo de los firmantes, y votar en contra llegado el caso de la disposición transitoria cuarta de la Constitución, que regula la unión de Navarra y Euskadi mediante referéndum.

El decálogo planteado por Sanz mantiene el Convenio Económico como instrumento para regular las relaciones entre el Estado y Navarra en materia financiera, recoge la renuncia a plantear salvo acuerdo de las partes leyes que requieren de mayoría absoluta, defiende el dialogo social con UGT, CCOO y la patronal navarra, y reclama el impulso junto con el Estado de infraestructuras de interés general como el tren de Alta Velocidad.

El líder de UPN exige asimismo para un Gobierno en minoría un compromiso del PSN para no modificar la Ley del vascuence en su actual zonificación, aunque se podrá atender la demanda de las distintas zonas mediante convenios o subvenciones.

Sanz apuntó que «ya va siendo hora de que se adopten las decisiones más oportunas para que Navarra siga teniendo un Gobierno garante del desarrollo social y el bienestar».

En este sentido, señaló que los regionalistas están «dispuestos a gobernar pero con un pacto de estabilidad», por lo que pidió que «nadie piense que sólo anida la ambición» en la postura que mantiene UPN.