Descargas

Sanz propone un gobierno «constitucionalista» que Puras rechaza, aunque suma el 76% del Parlamento

(AGENCIAS/UPN 16.7.07) Unión del Pueblo Navarro ha puesto sobre la mesa una nueva oferta para superar la incertidumbre que sufre Navarra ante la falta de acuerdos para formar gobierno después de la elecciones del pasado 27 de mayo. Su presidente, Miguel Sanz, propone formar un gobierno de concentración para Navarra integrado por UPN, PSN, CDN e IU. Estarían así todos los grupos del Parlamento menos la coalición nacionalista Nafarroa Bai. El candidato socialista Fernando Puras ha rechazado la propuesta de UPN porque deja fuera  a los nacionalista vascos, pese a que,  como han argumentado los regionalistas, la opción que todavía negocia el PSN «excluye al 48% de los navarros».

UPN ha tomado la iniciativa ante el desencuentro surgido entre el PSN, Na-Bai e IU en su negociación de un gobierno alternativo. Miguel Sanz ha dado «un nuevo paso» y ha ofrecido a PSN, IU y CDN «un gobierno de concentración, de convivencia y de progreso social».

UPN cuentan con 22 de los 50 escaños del Parlamento. El PSN tiene 12 (los mismos que Nafarroa Bai, aunque la coalición nacionalista le supera en votos). Por último, CDN e IU tienen cada uno dos miembros en la Cámara foral. Por tanto, el Ejecutivo que ofrece el líder del partido regionalista representaría a 38 del medio centenar de parlamentarios, un 76% del Legislativo. Ese gobierno representaría a las formaciones «constitucionalistas» navarras, ha explicado Sanz.

El gobierno que propone Miguel Sanz tendría 12 integrantes. UPN ocuparía la presidencia y elegiría a cuatro consejeros. El PSN contaría con la vicepresidencia y otros cuatro miembros del Ejecutivo, los mismos que UPN. Por su parte, Convergencia e Izquierda Unida tendrían un consejero cada uno.

La propuesta que pone sobre la mesa Sanz ofrece a los socialistas cuatro carteras, el mismo número de consejerías que tendría UPN, pese a casi duplicar la representación del PSN en el Legislativo. En este sentido, Catalán, secretario general de UPN  ha subrayado que la propuesta de Sanz es «muy generosa y no tiene ningún interés partidista».

El presidente de UPN ha afirmado que esta fórmula atendería al interés que existe en sectores de la sociedad navarra por la formación «de un gobierno social». Además, señaló, «respondería a las demandas de los sindicatos, tanto de Comisiones Obreras como de UGT».

Cabe recordar que desde el primer momento Miguel Sanz ofreció un acuerdo al PSN. Propuso varios caminos para ese pacto, desde un acuerdo de legislatura entre los dos partidos hasta un gobierno de coalición en el que UPN daría al PSN más representantes que los que matemáticamente le corresponderían. La presidencia sería para UPN, como lista más votada, respetando así la decisión de los ciudadanos.