Descargas

«Nadie puede ser tan necio»como para pensar que los apoyos nacionalistas «pueden ser gratuitos»

Miguel Sanz, ha explicado que «nadie puede ser tan necio» como para pensar que los pactos con partidos nacionalistas «pueden ser gratuitos», por lo que criticó la posibilidad de que los socialistas navarros formen gobierno con Nafarroa-Bai tras las elecciones del próximo domingo si UPN y CDN no logran alcanzar la mayoría absoluta.

En declaraciones a Onda Cero, Sanz ha reconocido que, aunque no le gusta analizar las encuestas, los sondeos muestran que UPN y CDN «no van muy sobrados» para sumar los votos suficientes para poder formar gobierno. Para ello, ha asegurado que trabajará «mucho» los próximos días «para conseguir ese puñado de votos» necesario y «revalidar la confianza que ya dieron los ciudadanos en 2003». «Creo que vamos francamente bien», ha asegurado.
 
Sin embargo, también ha indicado que «nunca se cierran puertas» a un posible pacto con el PSN, «no con la ambición de permanecer en el gobierno», sino porque, a su juicio, Navarra necesita el entendimiento «al menos de los dos grandes partidos». Para ello ha indicado que hará «lo que más convenga al interés general de Navarra» aunque ha reconocido no ser muy optimista «viendo lo que se ha visto en los últimos tiempos».

En este sentido, ha lamentado que el PSN haya tomado la «deriva de aproximación al nacionalismo» desde las pasadas elecciones de 2003 y ha criticado que el candidato socialista, Fernando Puras, «haya llegado a decir» que en virtud de los resultados «pactará igual con Nafarroa-Bai o UPN».

Así, Sanz ha recordado que los objetivos perseguidos por los nacionalistas respecto a Navarra se pueden conseguir «de manera inmediata o en fases». «Nadie puede ser tan necio como para penar que los apoyos que te puede dar en un determinado momento el nacionalismo pueden ser gratuitos», ha aseverado.

Además, ha denunciado que la presencia de la lista de ANV al Ayuntamiento de Pamplona responde a «una estrategia pensada desde el punto de vista electoral» para «perjudicar» la mayoría de UPN en el Consistorio. Mientras, su candidatura al Parlamento autonómico sí ha sido ilegalizada «porque no pone en riesgo su estrategia de conformar una alternativa».