Descargas

Sanz defiende un gobierno estable frente a que Navarra se convierta en un «apéndice» del País Vasco

Miguel Sanz pidió el voto de todas las personas que más allá de las siglas, coincidas con los regionalistas en la defensa de Navarra en el mitin central celebrado el sábado en Baluarte, con la asistencia de 3.000 personas. Sanz explicó que Navarra necesita «una gran mayoría» y un «gobierno estable» para que siga siendo una tierra «sin pensamiento único, sin necesidad de ser apéndice de nada. No queremos ser moneda de cambio en los planes territoriales de Zapatero".

Miguel Sanz hizo un llamamiento a los que nunca han votado a UPN, los que no quieren «que se juegue con la dignidad de las víctimas» ni «someterse a los chantajes de ETA», quienes no coincidan con las siglas de UPN pero sí en «la navarridad» o a quienes coinciden con las socialistas Maite Pagazaurtundua o Rosa Díez.

Sanz también destacó los «logros sociales y económicos» que Navarra ha alcanzado durante los gobiernos de UPN y recordó que la alternativa al actual Ejecutivo pivotaría en torno a Nafarroa Bai, una «unión temporal, estratégica e interesada» de partidos, definió, cuyo objetivo es convertir a Navarra «en una provincia más de esa entelequia que se llama Euskal Herria». Y destacó que para que NaBai esté en el Gobierno necesita el apoyo del PSN.

El candidato de UPN también señaló que, mientras UPN tomará sus decisiones «en la Plaza Príncipe de Viana», los pactos «que puede hacer el PSN para alcanzar el poder a cualquier precio se decidirán en Ferraz», la sede de Madrid. Argumentó que «quien elige, decide» y que quienes eligieron a Puras como candidato del PSN fueron «el dúo Zapatero y José Blanco». Además, recordó que el PSOE ya gobierna junto a NaBai en cinco ayuntamientos navarros.