Descargas

UPN se compromete a no defraudar a la sociedad navarra y garantiza su identidad

El acto organizado por Unión del Pueblo Navarro bajo el lema "Unidos Por Navarra" congregó a más de 2.500 personas en el Auditorio Baluarte de Pamplona para pedir "respeto, lealtad y libertad" y dejar claro que Navarra no es ni "problema ni solución".

Miguel Sanz aseguró en el discurso que cerró el acto que "la identidad de Navarra está garantizada con el actual gobierno de UPN y CDN" y afirmó que seguirá así porque se va a mantener la misma mayoría porque los navarros, antes que socialistas, regionalistas, convergentes o comunistas... somos navarros". El presidente de UPN solicitó así a los navarros que presten su confianza a UPN, "porque no les vamos a defraudar y se lo devolveremos con intereses". Y aseguró que las "incertidumbres" pueden ser "oportunidades para quienes decimos que Navarra no será moneda de cambio".

Según dijo, "en democracia, el modo de evitar riesgos es aprovechando" las circunstancias, esto es, "depositando la confianza a quienes no vamos a defraudar". "No nos podemos arriesgar a que tomen las riendas quienes no creen en la foralidad de Navarra o quienes están dispuestos a llegar al Gobierno pactando con nacionalistas, porque esto sería el principio del fin de Navarra", dijo Miguel Sanz. ¿Dejarán en manos de Zapatero el futuro de Navarra", preguntó a los asistentes.

Sanz reclamó una "paz y libertad sin precio político", con "memoria, justicia y dignidad" hacia las víctimas, en la que no se pueda negociar con Batasuna o ETA sin que estas organizaciones haya rechazado la violencia o abandonado las armas. "Es una tomadura de pelo", dijo, citando a Rosa Díez. Aseguró que sus posiciones son compartidas por muchos socialistas, que "desconfían de un presidente que anda sin rumbo", y criticó a aquellos que se dejan convencer "por disciplina de partido".

El presidente de Navarra y de UPN reclamó a Zapatero "primero la paz y después al política". "Los terroristas deben saber que no van a conseguir objetivo. Soñamos con la paz y la libertad pero sin precio alguno, sin chantaje, sin contraprestación política y por eso decimos de verdad, primero la paz, después la política, sin engaños, sin mentiras, con justicia y dignidad, y sólo cuando se cumpla la ley y se reconozca el mal causado nos podrán pedir que seamos generosos", recalcó.

Sanz reconoció que no tienen "ninguna fe" en Zapatero ni en ETA, a pesar de que ésta le de la razón "cuando dicen que tengo las claves del proceso" y censuró a quienes les acusan de poner "trabas en el proceso" por decir que son los terroristas quienes deben "pedir perdón". "Que no nos den lecciones de ética democrática a quienes hemos sufrido las consecuencias del terrorismo", reclamó.

Según comentó, "para los terroristas, Navarra va a seguir siendo un objetivo irrenunciable". Aseguró no tener dudas de que el PSOE y Batasuna hablarán de Navarra, cosa que rechazó, porque "no serán los navarros" quienes estén representados. Así, adelantó que sus actuales representantes, UPN y CDN, no se sentarán en una mesa de diálogo con Batasuna.

  • Los padres de Miguel Ángel Blanco y otras víctimas acudieron al acto
  • Chivite acusa a Sanz de meter miedo, mientras Zapatero avala el "diálogo político" con Batasuna
  • Nuevo:Batasuna: "Sólo la derecha navarra y el PP tienen en cuenta la legalidad"