Descargas

El Gobierno de Navarra pone en marcha la depuradora de Cadreita, con una inversion 1,18 millones

Cadreita cuenta ya con una estación depuradora para el saneamiento de las aguas residuales que, hasta ahora, se vertían al Ebro por medio de un colector. Esta nueva construcción dará servicio a 2.132 habitantes y es una de las más modernas de Navarra. Cuenta con pozos de bombeo, pretratamiento (tamizado y desarenador), decantador primario, doble etapa de lechos bacterianos, decantador intermedio y final, y una línea de fangos.

La construcción de la infraestructura se estableció en el Plan Director de Saneamiento de los Ríos de Navarra, y se ha hecho realidad gracias a su inclusión en el Plan Trienal de Infraestructuras Locales, que aprobó en 2004 el Departamento de Administración Local que dirige el consejero Alberto Catalán. La cantidad aportada por este departamento asciende a 1,18 millones, un 70% del presupuesto total (1,7 millones de euros).

Navarra, la que más depura

Con la inauguración de la depuradora de Cadreita, Navarra supera el 92% del agua que vuelve a los ríos limpia, lo que permite una mejor calidad de los cauces y un mejor desarrollo de la vida natural. Hace tan sólo 15 años, el porcentaje de aguas depuradas no alcanzaba el 10 %, y en estos años Navarra ha dado la vuelta a esas cifras haciéndolas sólo comparables con países nórdicos.

Navarra es la única comunidad española que cumple en su totalidad con la Directiva Europea (91/271/CEE) sobre el Tratamiento  de las Aguas Residuales Urbanas. En la normativa comunitaria se establecía que para 2005 todas las poblaciones con más de 2.000 habitantes debían depurar sus aguas. En Navarra se ha superado el objetivo y, además, ya se están realizando proyectos para que en 2008, se depuren las aguas de localidades de más de 500 habitantes.