Descargas

UPN exige respuesta clara del Gobierno ZP a los compromisos adquiridos con Navarra

Los senadores de UPN Amelia Salanueva y José Cruz Pérez Lapazarán han realizado un balance de los primeros 100 días del Gobierno de Zapatero, concluyendo que “nos gustaría hacer un balance más positivo desde el punto de vista de los intereses de la Comunidad Foral pero la realidad nos lo impide ya que no apreciamos hasta el momento una voluntad manifiesta y decidida de asumir los compromisos que el Estado tiene con Navarra, claves para su desarrollo y progreso social y económico”.

El Gobierno del PSOE, han dicho, “vive del revanchismo político, está más preocupado por dañar la imagen de los ochos años de buena gestión del PP, además de culpabilizarlo de lo ocurrido el 11-M, y eso se traduce en falta de iniciativas, de programa, y en continuas contradicciones e incumplimientos flagrantes que generan inestabilidad, desconfianza e incertidumbre”.

Respecto a Navarra, señalan que no sale muy bien parada en estos primeros cien días. Y ponen como ejemplo que “el Convenio de Infraestructuras acordado en 2002 está en el aire e incluso se ha dudado de su existencia y firma. A la Comunidad Foral se le ha pedido priorizar las obras necesarias para la mejora de carreteras, llegada del AVE… mientras a otras comunidades se las recibe con el grifo abierto y trato privilegiado”.

Además, denuncian, “la derogación del Plan Hidrológico Nacional ha supuesto la pérdida para Navarra de 3 millones de euros anuales como compensación a la cuenca del Ebro por el trasvase, que se cuantificó en el PHN en 5 ptas. por metro cúbico de agua”.

Asimismo, han criticado que no se cuente con Navarra en materia de Justicia “al no haber previsto un juzgado mercantil, como se ha establecido en otras comunidades”, que las “nefastas negociaciones” de la ministra de Agricultura en la UE hayan conllevado pérdidas para los sectores del aceite de oliva y del tabaco en la Comunidad Foral y que “se haya privado de la subvención estatal” al Misterio de Obanos.

Se han referido a la entrevista que Zapatero mantuvo con Ibarretxe y han lamentado que en ella el presidente del Gobierno no pidiera al lehendakari la retirada de su plan soberanista, “que tiene alusiones a Navarra, invade sus competencias y lesiona su régimen político-jurídico”. “¿Es el precio que tenemos que pagar los navarros por el buen talante?”, se han preguntado.

Los dos senadores regionalistas sostienen que “el Gobierno de España parece ahora más preocupado por satisfacer las apetencias y reivindicaciones de sus apoyos nacionalistas que de atender las necesidades de otras comunidades no tan afines”.

Al mismo tiempo, han defendido la buena disposición y lealtad del Gobierno foral y de UPN para que el entendimiento con el Gobierno central goce de buena salud, “tanta o más de la que ha gozado en los últimos años con el Ejecutivo de Aznar y que ha dada excelentes resultados para Navarra”, han matizado.