Descargas

UPN denuncia la falta de apoyo social a la reforma educativa del PSOE

UPN ha denunciado, en respuesta a las declaraciones del secretario general de Educación Alejando Tiana, la “falta de apoyo social” del anteproyecto de ley educativa impulsada por los socialistas, que, según la formación regionalista, constituye un “mal refrito” de las leyes educativas socialistas anteriores (LOCE, LOGSE, LOPEGCE) y la ley inédita (LOCE) a la que pretende sustituir.

Los regionalistas sostienen que el anteproyecto “no ha sido sometido a un debate serio en el seno de la Conferencia sectorial de Consejeros de Educación”, ni tampoco ha recabado la opinión de los Consejos Escolares de las Comunidades Autonómas “en cumplimiento de la petición que unánimemente sus presidentes acordaron en las jornadas de Zaragoza celebradas en pasado mes de febrero”.

Renuncia al objetivo de la calidad y a la cultura del esfuerzo

Para UPN, “el PSOE ha renunciado, en contra de la actitud de la LOCE, del objetivo de calidad, ha renunciado a la cultura del esfuerzo que el deber de la educación debe exigir a los alumnos en la medida de sus posibilidades; permite la promoción de curso con una asignatura más no aprobada; y renuncia a las evaluaciones de diagnóstico externas que permiten orientar adecuadamente el funcionamiento del sistema”.

Además, añaden, “renuncia a la prueba general de Bachillerato como única prueba de evaluación externa que permite su homologación y validación y olvida los sistemas decididos, realistas y abiertos de atención individual a la diversidad de intereses, necesidades y aptitudes de los alumnos de la ESO, en especial en el segundo ciclo”.

La formación regionalista ha recordado que el anteproyecto olvida los intereses de sectores sociales que representan hasta el 30% de la enseñanza en España y que “resucita viejos fantasmas educativos felizmente superados en España desde la aprobación del artículo 27 de la Constitución Española sobre el derecho a la educación y el artículo 16 sobre la libertad religiosa”.

Derogar la LOCE no ha sido un buen comienzo para lograr un pacto político y social por la educación

Los regionalistas han manifestado que “conseguir un pacto político y social por la educación, que garantice la estabilidad del sistema educativo, es un objetivo de todos”, pero que derogar la LOCE de manera “unilateral, partidista, sin consenso suficiente, con prisas, alevosía y nocturnidad”, no ha sido un buen comienzo.

“No es un buen comienzo para alcanzar esta estabilidad proceder unilateralmente, con olvido de la segunda fuerza política en el Congreso, buscando más el interés partidario del PSOE que el general de la comunidad educativa y quebrar, en un alarde sin precedentes en la historia reciente de España, la aplicación de una ley educativa”, han incidido.

Esta actitud del PSOE, han asegurado finalmente, “ha generado una enorme incertidumbre y una inestabilidad educativa”.