Descargas

UPN denuncia el uso del Ayuntamiento de Bera como capilla ardiente del etarra Altzuguren

«La utilización del Ayuntamiento de Bera como capilla ardiente de un colaborador de ETA, juzgado y condenado, es decir, de un cómplice de asesinato, es una muestra más del desprecio del consistorio hacia las víctimas, a las que nunca ha dirigido un gesto de afecto y ni siquiera de reconocimiento». Así lo ha manifestado UPN después de los actos de ayer en Bera, donde participaron dirigentes de la ilegalizada Batasuna.

«Pese a los asesinatos y extorsiones, la realidad se encarga de demostrarnos que el Ayuntamiento de Bera continúa más preocupado por la dispersión de los presos que por la violencia que cada día siembra ETA», han señalado los regionalistas.

Como destaca UPN, «un ejemplo más de ese chantaje volvió a escenificarse ayer frente a la sede socialista de Pamplona». Por eso, los regionalistas han querido mostrar su solidaridad y su apoyo al PSN, «frente a quienes les acusan de criminales por defender, como UPN, la libertad y el derecho a la vida».

Asimismo han condenado el ataque a la sede del PSN de Tafalla. Una acción, han dicho, «perpetrada por intolerantes que sólo utilizan el chantaje y la violencia para lograr su objetivo, que no es otro que intimidar y atemorizar a todos los demócratas para imponer sus ideas».

Además, han subrayado que la única manera de hacer frente a estos ataques es «no ceder un ápice de libertad y no negociar con los que hacen de la violencia su razón de ser».