Descargas

UPN califica las visitas de PSN a las residencias de ancianos como «preelectorales»

Acompañada por el portavoz de Política Municipal de UPN, Faustino León, Salanueva ofreció una rueda de prensa en la que rechazó las críticas del PSN a los conciertos de las residencias de tercera edad y aseguró que «no hay negocio en la gestión» de esos centros, al tiempo que insistió en que «la atención a la tercera edad no es un negocio sino un compromiso».

En relación con las visitas anunciadas por el PSN, opinó que «se podrían hacer sin medios de comunicación, de una manera más discreta», pero, sin embargo, añadió, «a esas visitas se suman declaraciones, mentiras y acusaciones de negocietes y chanchullos, utilizando para eso a las personas que viven en esas residencias, lo que no nos parece ético desde el ejercicio de la política».

Salanueva consideró la política del PSN como «una política de mentira patológica, de destrucción, fruto del desconocimiento, la ignorancia o la mala fe».

Pidió al PSN que «no mienta más» que «aclare, sea coherente y que no genere alarma social», ya que, a su juicio, «está queriendo sembrar sospechas con mentiras y falseando la realidad» y además «interfiere la vida de los ancianos con estas visitas y a ellos nadie les ha preguntado si quieren recibir alguna visita».

Según Salanueva, los dirigentes socialistas deberían dirigirse a quien tiene la máxima gestión de las residencias para ver «si es oportuna su visita», a lo que agregó que «si consideran que son tan graves los problemas sociosanitarios podrían hacer una ponencia en el Parlamento, acudir a las instituciones para hablar con seriedad y no para hacer política partidista».

Sostuvo además que el PSN tiene «mal papel cuando quiere meter el dedo en el ojo al Gobierno de UPN-CDN en los temas sociales, ya que el propio ministerio de Trabajo ha reconocido a Navarra como la comunidad que mayor protección ofrece a los mayores de toda España».

Al igual que reciente hizo el consejero de Bienestar Social, José Ignacio Palacios, defendió los conciertos con las residencias y recalcó que no es «un capricho» ni del Gobierno ni del consejero decidir qué plazas se conciertan, ni en qué condiciones, ni a qué precio y recordó que son los servicios sociales de base los que trasladan al departamento las demandas que existen.

Reprochó a los socialistas que pese a que «consideran un horror la privatización, están externalizando la gestión en residencias públicas en Ayuntamientos que presiden como Mendavia», a lo que añadió que el de Corella, también socialista, «parece que también tiene interés» en una actuación similar.

Como ejemplo de la «política privatizadora» del PSN citó las medidas adoptadas por la delegación del Gobierno en Navarra para solucionar los problemas existentes en la renovación de los permisos de conducir. Tras apuntar que «nos parece bien», subrayó que «no ha recurrido a medios propios, sino a privatizar a través de los centros médicos que tramitan los carnés de conducir».

Finalmente, reiteró su opinión de que «esta política de destrucción y mentira va a seguir dominando en el PSN hasta las próximas elecciones» y realizó un llamamiento «al diálogo» y a «no realizar política partidista».

Por su parte, Faustino León mostró su malestar por las cartas que se están enviando a las residencias y que él ha recibido como alcalde de Cintruénigo y presidente del patronato San Francisco de Asís. Consideró la misiva «impropia de Fernando Puras que es quien la firma, quizás más propia de la desvergüenza que campa en el PSN».

Tras recordar al PSN que en la junta del patronato existen dos representantes de su partido que pueden informarle sobre la residencia, calificó estas actuaciones como una «injerencia e intromisión en la autonomía municipal».(Agencias)