Descargas

Sanz defiende en Madrid el Régimen Foral y reclama la supresión de la Transitoria 4ª

El Presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, ha reiterado la defensa del autogobierno de Navarra y ha defendido la supresión de la Disposición Transitoria 4ª de la Constitución Española en caso de que se lleve a cabo una reforma constitucional. El Presidente ha ofrecido en Madrid una conferencia en el marco de un ciclo organizado por el Foro Nueva Economía bajo el título ‘Madrid, punto de encuentro’.>

Sanz ha introducido el tema afirmando que «Navarra es una Comunidad Foral que está orgullosa de su pertenencia a la nación española y que en los últimos años ocupa puestos destacados en los niveles de renta y desarrollo nacional y europeo». Y ha subrayado a continuación que, «Navarra, por su estabilidad política, por su lealtad con los Gobiernos de España cualquiera que sea su signo, por su desarrollo económico, por su proyección europea y compromiso con la unidad constitucional, ocupa por derecho propio un lugar destacado en la España de las Autonomías y quiere hacer oír su voz en los ámbitos nacionales e internacionales».

El Presidente del Gobierno de Navarra ha abordado las cuestiones referidas a la futura reforma de la Constitución española, de la que ha dicho que se debe hacer bajo el mayor consenso, «al menos el mismo que tuvo cuando nació» y además «deberá explicarse y justificarse el cómo, para qué y por qué se quiere modificar».

En relación a esta reforma, Sanz ha dicho que «mi postura, ya muchas veces expresada, es la de elevar a categoría de normalidad constitucional que Navarra es una Comunidad única y diferenciada, que no desea integrarse en Comunidad Autónoma alguna, como así lo viene expresando la voluntad de la mayoría de los navarros elección tras elección», y ha añadido, «ello me lleva a solicitar la supresión de la Disposición Transitoria 4ª de la Constitución, dado que tras más de un cuarto de siglo de vigencia de la Constitución de 1978, la voluntad del pueblo navarro se ha manifestado con claridad acerca de la incorporación, o no, a Euskadi a través de los procesos electorales llevados a cabo desde 1977».

El Presidente ha recordado que los partidos mayoritarios en Navarra, UPN y PSN «defienden sin género de duda el mantenimiento del actual statu quo constitucional de Navarra».

A continuación, el Sanz ha ofrecido un breve análisis de las fuerzas políticas interesadas en la reforma constitucional y ha concluido: «Mi impresión es que la iniciativa de reforma no responde al interés del Gobierno del Sr. Zapatero, sino al interés de sus socios nacionalistas. Esta iniciativa tiene un principio, la exigencia de Ezquerra Republicana de Cataluña y tendrá un final, el límite que ha fijado el Partido Popular para dar su apoyo, que son: elevar a dos tercios las mayorías exigibles para las reformas estatutarias y suprimir la Disposición Transitoria 4ª».