Descargas

Miguel Sanz anuncia ayudas económicas directas y urgentes por las inundaciones en la Ribera

El presidente del Gobierno de Navarra, Miguel Sanz, anunció hoy que solicitará al Ejecutivo central la declaración de zona catastrófica para que establezca a través de un real decreto «medidas urgentes y ayudas necesarias para paliar las deficiencias en infraestructuras y las pérdidas de rentas» provocadas en varios municipios de la Ribera por las inundaciones.

Miguel Sanz advirtió de que solicitará la declaración de zona catastrófica «desde la colaboración con firmeza» y añadió que el Gobierno central «no puede lavarse las manos en una situación tan delicada».

El presidente del Ejecutivo foral anunció asimismo que el Gobierno de Navarra adoptará el lunes un acuerdo por el que autorizará la elaboración de la normativa para distribuir ayudas directas a los damnificados por las inundaciones. El presidente señaló que sus departamentos trabajan en la valoración de daños y adelantó que las partidas económicas para paliar los perjuicios de las inundaciones se encuadrarán en los presupuestos de 2005.

Ayudas a agricultores y ganaderos

Igualmente, los agricultores perjudicados por la tromba de agua recibirán ayudas económicas y fiscales a través de un decreto foral y de la tramitación de un proyecto de ley «con la máxima urgencia, con un sistema sintético y no farragoso». Los damnificados deberán formular sus solicitudes en sus ayuntamientos. La intención es que las ayudas puedan entregarse en un plazo inferior a once meses.

Según destacó el presidente del Gobierno, las ayudas «intentarán compensar las pérdidas de rentas de los agricultores afectados por daños en cultivos y cubrirá los cultivos que no sean asegurables».

Servicios

En la misma sesión de Gobierno del lunes, el Ejecutivo acordará que se establezcan con carácter prioritario una serie de medidas con el objetivo de impulsar actuaciones en la restauración y el normal funcionamiento de muchos servicios que han quedado deteriorados.

Mediante este acuerdo, el departamento de Salud priorizará sus fondos económicos para que el centro de salud de Cortes, que tiene que prestar actualmente sus servicios en los bajos del Ayuntamiento, recupere la normalidad, según ejemplificó Miguel Sanz.

Otros departamentos como el de Bienestar Social, Administración Local, Obras Públicas y Agricultura estarán también implicados en el acuerdo que adopte el Gobierno de Navarra. Miguel Sanz señaló que el coste en la reparación de daños podría ser reclamado a la Administración del Estado.