Descargas

Los tribunales dan la razón al alcalde de Caparroso en una permuta de terrenos

La Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Navarra ha desestimado el recurso interpuesto por el PSN contra los acuerdos del Ayuntamiento de Caparroso por los que se aprobó en 2001 una permuta de terrenos con el objetivo de construir la nueva casa de cultura, inaugurada recientemente.>

El parlamentario socialista y ex secretario de política municipal del PSN José Luis Izco, así como el portavoz de este grupo en el Ayuntamiento de Caparroso, Miguel Ángel Moreno, acusaron al alcalde de la localidad, el regionalista Pedro Tabar, de haber cometido «irregularidades urbanísticas» y de «incurrir en conducta delictiva» por haber permitido la permuta, «llegando incluso a pedir su dimisión». Así lo manifestaron ante los medios en una rueda de prensa el 10 de diciembre de 2003.

Por este motivo, el secretario de Organización de UPN Eradio Ezpeleta ha exigido a Izco que rectifique sus falsas imputaciones contra el alcalde de Caparroso y a Moreno que dimita como concejal «si les queda un mínimo de decencia política».

«Estas dos personas difamaron a un cargo público y sus graves acusaciones no pueden quedar impunes por el daño moral y político que han causado al alcalde, cuyo comportamiento ha sido en todo momento impecable desde el punto de vista legal, y así lo han demostrado los tribunales», ha enfatizado Ezpeleta.

El secretario de Organización del UPN ha señalado que «de aquella permuta, tramitada de forma correcta como confirma el Contencioso-Administrativo, se han beneficiado todos los vecinos de Caparroso, que ahora pueden disfrutar de una casa de cultura con buenas dotaciones y que el PSN, por lo visto, no deseaba».

Ezpeleta ha recordado que quien ha representado al PSN en el proceso judicial es el actual portavoz socialista en el Parlamento de Navarra, Fernando Puras, y ha pedido al secretario general del PSN, Carlos Chivite, que «evite actuaciones de sus dirigentes y grupos municipales contra representantes de UPN que no tienen fundamento y que sólo pretenden difamar y linchar políticamente». «Esto no es propio del talante que pregona el Sr. Chivite», ha agregado.

«Cuando UPN denuncia irregularidades de otros partidos lo hace con suficiente base jurídica, argumentos y advertencias de ilegalidad, como ha ocurrido en localidades gobernadas por el PSN como Azagra, Monteagudo o Corella, pero en ningún caso lo hace por difamar para beneficiarse políticamente como ha ocurrido en Caparroso, pues eso es despreciable desde el punto de vista de ético y democrático», ha sentenciado.

«Esta es la diferencia – ha añadido – de que a unos los tribunales nos den la razón y a otros no».