Descargas

Los tribunales admiten a trámite la querella por calumnias de UPN contra Izco (PSN)

El Tribunal Superior de Justicia de Navarra (TSJN) ha resuelto admitir a trámite la querella interpuesta por UPN contra el parlamentario del PSN José Luis Izco por presuntas calumnias o injurias. La Sala de lo Civil y Penal del TSJN ha considerado que los hechos descritos en la querella que UPN presentó contra José Luis Izco «a reserva, obviamente, de lo resultante del trámite de instrucción, pudieran ser constitutivos o son inicialmente compatibles con la comisión de un delito de calumnia tipificado en el artículo 205 del Código Penal, o de injuria, del artículo 208 del mismo texto punitivo, lo que determina la admisión a trámite» de la querella presentada por la formación regionalista. La Sala de lo Civil y Penal tomará declaración a Izco sobre los hechos objeto de la querella el próximo 20 de diciembre.

Las afirmaciones de Izco

El parlamentario socialista afirmó el pasado 12 de septiembre en una rueda de prensa que hay «tramas de afiliados de UPN que están saqueando Navarra». Dos días después, Unión del Pueblo Navarro presentó una querella contra Izco por «calumnias» en el Juzgado de Primera Instancia de Pamplona. El 7 de octubre tuvo lugar un acto de conciliación en el citado juzgado que terminó «sin avenencia». La formación regionalista solicitaba que el parlamentario se retractara «expresa y categóricamente de sus inexcusables e infundadas acusaciones contra la afiliación de UPN». José Luis Izco señaló a los periodistas que en sus declaraciones «no había ánimo de injuriar a nadie» y que por este motivo en el acto de conciliación se había ratificado en las mismas.

Tras el fallido acto de conciliación, UPN decidió finalmente presentar la querella argumentando que «no va a consentir que ningún cargo del Partido Socialista ponga en duda el buen nombre, la imagen y la honorabilidad de sus afiliados». Subrayó que «Izco no ha demostrado sus graves imputaciones, por lo que UPN no pueden inhibirse y permitir que los ciudadanos crean que es cierta esa calumnia».