Descargas

La buena marcha de la economía centra parte del Debate sobre el Estado de la Comunidad

La situación económica y financiera ha centrado buena parte del discurso de Miguel Sanz en el Debate sobre el Estado de la Comunidad. Sanz ha calificado como >«muy satisfactoria» la situación del empleo y la creación de riqueza. Y es que durante el último ejercicio la economía foral ha crecido en tasas cercanas al 3´5 por ciento, cuando Europa se sitúa alrededor del 1%. Así, según el jefe del ejecutivo, «Navarra ha seguido avanzando en términos de convergencia con la Unión Europea, situándose en el 110 por ciento de la Europa de los 15 y en el 123 por ciento de la de los 25».

Pero esta situación no se ancla en valores macroeconómicos, sino que influye decisivamente en las economías domésticas. Así, como explica el presidente de la comunidad, «el 70 por ciento de las familias navarras declara llegar con facilidad a fin de mes, mientras que este porcentaje se reduce hasta el 45 por ciento en el común del país». Además, según el jefe del ejecutivo, «Navarra ha vuelto a situarse, por tercer año consecutivo, como la región de España con menor tasa de paro». Estos niveles, cercanos al 6 por ciento, colocan la tasa en niveles próximos de paro técnico. Además, por primera vez son más de 100.000 las navarras que tienen un empleo. «Estas cifras sitúan a Navarra en niveles similares al Reino Unido, Dinamarca o Suecia», ha explicado Sanz. Por eso, Navarra es una región atractiva para los inversores, que este año han proporcionado 1.400 nuevos empleos y casi 285 millones de euros.

Esta situación favorable hace posible el inicio de nuevos proyectos, como la creación de una «Ciudad Agroalimentaria» en Tudela, que contará con gestión de residuos, depuración, laboratorio, logística o vivero de empresas; la puesta en marcha de la estación de esquí nórdico de Larra-Belagua; o el impulso de viviendas de protección oficial con asistencia domótica. Y es que Navarra continúa batiendo marcas históricas en la construcción de viviendas protegidas, con 3.000 en 2003 y otras tantas en 2004. Cifras que mantienen a Navarra, como explica Miguel Sanz, «a la cabeza del Estado en la promoción de este tipo de viviendas».

Además, la buena marcha de la economía fortalece también la inversión del ejecutivo en obras públicas. En este ámbito destacan las infraestructuras de Itoiz y del Canal de Navarra, que, como ha destacado Miguel Sanz, «se están construyendo en los plazos previstos y abastecerán a la comarca de Pamplona, y por lo tanto a más de la mitad de la población de Navarra, el año que viene». Lo mismo ocurre con la Autovía Pamplona-Logroño, que se puso en servicio el pasado mes de julio, a excepción de los túneles del Perdón, con un adelanto de dos meses. Esta obra, además de la construcción de la Autovía del Ebro, la del Pirineo, así como las mejoras en el aeropuerto de Noain, «favorecerán el desarrollo de un sector tan importante como el del transporte», según ha indicado Sanz.

Pese a la indudable buena salud de la economía Navarra, el presidente ha hecho hincapié en que «aunque estos datos deben enorgullecernos a todos, no hay que caer en triunfalismos. Debemos seguir trabajando con seriedad y rigor para hacer frente a los problemas que puedan aparecer».