Descargas

El PSOE no aprueba en Caparroso una moción contra el Plan Ibarretxe

UPN ha denunciado que el grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Caparroso no ha aprobado una moción contra el Plan Ibarretxe cuyo texto era idéntico a la declaración aprobada por el Parlamento de Navarra, lo que ha sido calificado por los regionalistas como «incomprensible, sorprendente e ilógico».

«De los cuatro concejales que el PSOE tiene en esta localidad, tres se abstuvieron, que ya es grave por no querer posicionarse, pero el colmo del despropósito es que uno rechazó la declaración, asumiendo la misma actitud que el representante de Aralar», han señalado los regionalistas.

La moción salió adelante gracias al apoyo de los seis concejales regionalistas en este ayuntamiento. UPN ha manifestado que no se explica los motivos que han llevado a los socialistas a no respaldar esta moción, «máxime cuando ha sido apoyada por el PSN en el Parlamento de Navarra y tras el debate en el Congreso de los Diputados del Plan Ibarretxe, donde quedó clara la postura del PSOE».

Según la formación regionalista, este hecho «desacredita al secretario general del PSN, Carlos Chivite, que llegó a afirmar que el PSOE en Navarra no había rechazado ninguna de las mociones contra el Plan Ibarretxe presentadas en los ayuntamientos navarros».

«Como muestra un botón, pero hay muchos más de los que Chivite se olvida», han agregado los regionalistas: «En Mendavía, dos concejales rechazaron la moción; en Yerri, el alcalde socialista sostenido por una candidatuira abertzale, también la rechazó; en Ablitas y en Cadreita se abstuvieron; en Monteagudo no la quisieron debatir simplemente porque lo había presentado UPN; en Tafalla votaron dos mociones contradictorias para satisfacer a los nacionalistas; y en otras localidades, como Barañáin y Sangüesa, primero la rechazaron y luego enmendaron al ver la reacción social».

El caso de Caparroso, sostienen, demuestra que Chivite, al igual que Lizarbe, no logra tener un mensaje claro en su partido a nivel municipal «ante la divergencia de posturas sobre el Plan Ibarretxe» y mantener una postura coherente «entre lo que defiende en el Parlamento y el Congreso de los Diputados y el posicionamiento de los socialistas en determinadas localidades». «El PSOE debe adoptar una posición firme y no ambigua en esta cuestión», han sentenciado.