Descargas

El PSN y la autovía del Camino

La autovía del Camino toma su nombre del Camino de Santiago, ruta de peregrinación hacia la tumba del Apóstol. Esta ruta Jacobea se contaba entre las principales y mas vivas vías de comunicación de Europa Occidental, y a través de ella cruzaban el norte de la Península Ibérica, gentes procedentes de todos los pueblos europeos, principalmente francos, que se establecieron en diversas ciudades y villas del Camino. Éstos y sus descendientes tuvieron un fuerte protagonismo en los pueblos de Tierra Estella y fueron los agentes principales que promovieron el comercio a lo largo del Camino, creando riqueza y prosperidad.La autovía del Camino en el siglo XXI va a ser el motor impulsor de desarrollo económico de las localidades próximas a esta vía de comunicación, como ocurrió con las ciudades y villas asentadas en la ruta Jacobea. >

Queda ya lejos aquel 15 de noviembre de 2002, fecha en que comenzaron las obras de la autovía que comunica, prácticamente ya, Pamplona con Estella y que previsiblemente en cuestión de un año, batiendo todos los récords, lo hará con Logroño. Esta fecha fue un gran día para la Merindad de Estella, ya que, en ese mismo momento, empezó la cuenta atrás para hacer realidad la demanda de todos sus habitantes, que era el tener una vía de gran capacidad que consideraban imprescindible para el desarrollo económico, social y cultural de Tierra Estella, así como para mejorar la seguridad vial. Reivindicación más que justificada ya que el tráfico entre Pamplona y Estella era muy denso y la circulación peligrosa, contribuyendo esta situación a ralentizar el desarrollo tan necesario para la Merindad de Estella.

Afortunadamente, la Comunidad foral está gobernada por un ejecutivo empeñado en conseguir el progreso social, económico y el bienestar de todos los navarros. Por ello, se embarcó en esta gran obra, consiguiendo, al no tener mayoría parlamentaria, los apoyos necesarios para poder hacer realidad su ejecución. El único apoyo que tuvo el Gobierno de UPN fue el del CDN, ya que el resto de grupos políticos de nuestra Comunidad no apoyaron la construcción de esta vía de gran capacidad.

Los beneficios que va a suponer esta autovía a los navarros (mayor seguridad vial, menor tiempo en su recorrido, mayor desarrollo, etc), hacen incomprensible que su construcción no fuese apoyada por todos los partidos políticos navarros y, de manera especial, extraña que no lo hiciese el Partido Socialista, acostumbrado en otros momentos de la historia a apoyar a UPN en los grandes proyectos beneficiosos para el progreso y desarrollo de nuestra Comunidad. Quizá eran otros tiempos, pero sorprende todavía más que el actual secretario general del PSN, Carlos Chivite, no estuviera presente en la apertura del tramo Puente La Reina-Estella, arropando al menos a sus alcaldes, alguno de los cuales ha debido de cambiar de opinión cuando ha visto que la obra era realidad en menos que canta un gallo. Incluso algunos, como el Sr. Felones, presidente del PSN, pretenden convertirse en adalides y elogian los beneficios de la obra y la celeridad con la que se ha construido. De sabios es rectificar.

En la actualidad tenemos una autovía en construcción, que es la infraestructura de transporte más importante de las que se están ejecutando en Navarra. Con la inauguración del tramo entre Puente la Reina y Estella, nos beneficiamos de 24 km. de autovía, quedando 47 km. para su terminación, que está prevista a finales de 2006. Hace escasas fechas, representantes socialistas de Navarra y La Rioja se reunían para pedir a sus gobiernos autonómicos que agilicen con el Ministerio de Fomento la conexión de la autovía con Logroño. Que sepamos, uno, el navarro, ha hecho sus deberes como Dios manda en tiempo récord y lleva pidiendo insistentemente que el Ministerio se tome en serio la obra; y el otro, el riojano, no tiene competencias en carreteras. Luego queda claro en el tejado de quién queda la pelota en estos momentos. No sería comprensible que, después de tanto esfuerzo, viajáramos desde Pamplona o Estella hasta Logroño y no estuviera listo el enlace. Por ello, el Partido Socialista de Navarra tiene ahora la oportunidad de exigir a Rodríguez Zapatero que cumpla los compromisos adquiridos con el Gobierno de Navarra. Una buena manera de aportar su granito de arena a este proyecto que cada día es más realidad.