Descargas

El Foro Institucional de UPN aprueba sendas declaraciones contra el Plan Ibarretxe y a favor de la C

El Foro Institucional de UPN, lugar de encuentro para el debate y la reflexión del mayor número de representantes públicos en Ayuntamientos, Parlamento de Navarra, Congreso, Senado y Parlamento Europeo de una formación política de la Comunidad Foral, ha aprobado en su reunión celebrada en Olite las siguientes declaraciones:

DECLARACIÓN DEL FORO INSTITUCIONAL DE UPN CONTRA EL PLAN IBARRETXE

El Plan Ibarretxe se inspira en apreciaciones radicalmente falsas de conceptos sociológicos, culturales y políticos que son producto de planteamientos y actitudes nacionalistas anacrónicas, sectarias y excluyentes, que no tienen más referencia y contraste que sí mismos.

Se apoya sobre una gran mentira: que Navarra es parte de esa quimera denominada Euskalherria, uno de los siete territorios sobre los que las autoridades políticas nacionalistas vascas pretenden articular el proyecto político de reforma del Estatuto vasco.

Navarra, sus ciudadanos y UPN no pueden aceptar en modo alguno un planteamiento como el anterior. Navarra, al igual que el País Vasco y otras Comunidades Autónomas españolas, se configura con elementos culturales y sociales diversos, resultado de pueblos diferentes que dejaron su huella histórica imborrable en el territorio. Una de las características más genuinas y enriquecedoras de Navarra es su diversidad cultural y social, hecho desconocido por las Instituciones de la Comunidad Autónoma Vasca de manera sospechosamente empecinada.

Consecuentemente, el Foro Institucional de UPN considera la mención explícita a Navarra en el proyecto de reforma del Estatuto vasco una gravísima, injustificada, desleal y desconsiderada injerencia en su autogobierno y un desprecio a su realidad social, política e institucional, definida en el Amejoramiento del Fuero y en la Constitución Española.

Por los mismos motivos, denuncia el extravagante intento de ordenar jurídica y políticamente lo que sólo a los navarros y a sus instituciones políticas corresponde, una voluntad manifestada de manera reiterada por los navarros a través de las urnas y por la mayoría de los representantes de éstos en las Instituciones.

Además, el proyecto de reforma se apoya en la separación injustificada y sin fundamento histórico y jurídico alguno de las instituciones políticas de la Comunidad Autónoma Vasca de España, considerando a éste como ente jurídico extraño y distinto. Como consecuencia de este grave error de concepto, las autoridades políticas nacionalistas vascas atribuyen a la Comunidad Autónoma elementos de soberanía que en modo alguno le corresponden.

El Foro Institucional de UPN entiende que el Plan Ibarretxe es una falacia, ya que pretende engañar a los ciudadanos con vanas proclamas al diálogo, la convivencia y al respeto cuando el objetivo prioritario de los nacionalistas es la construcción nacional y la ruptura con España. Tras las pretensiones, se esconden la actitud impositiva y los intereses soberanistas del nacionalismo, estableciendo de manera unilateral procedimientos, plazos y condiciones.

Tampoco el Foro Institucional de UPN puede olvidar el apoyo que el proyecto ha tenido de parlamentarios vinculados con la ilegalizada Batasuna, expresión política de la banda terrorista ETA. Hecho que de por sí deslegitima de raíz el proyecto de reforma. Hoy más que nunca debemos tener presente el recuerdo del sufrimiento de las víctimas del terrorismo etarra y de sus familias; terrorismo y sufrimiento del que UPN, desgraciadamente, ha sido un trágico objetivo más.

Por último, el proyecto trata, al margen de los procedimientos legalmente establecidos, de alterar el orden constitucional, arruinando irresponsablemente el consenso y convivencia sociales aglutinados hace 25 años en torno a la vigente Constitución y que tantos beneficios sociales ha reportado a la sociedad española. Este intento refleja una clara insolidaridad y deslealtad con el resto de pueblos y comunidades españolas, que Navarra no puede aceptar.

DECLARACIÓN DEL FORO INSTITUCIONAL DE UPN A FAVOR DE LA CONSTITUCIÓN EUROPEA

La historia reciente de Europa no puede ocultar dolorosas experiencias de desencuentros, enfrentamientos y guerras que han frenado el progreso, la prosperidad y la atención a los más débiles y desfavorecidos.

Dos guerras devastadoras han asolado Europa, desplazado enormes masas de población, dividido pueblos e, incluso, separado durante casi medio siglo mediante un lacerante y vergonzoso muro de cemento.

Por ello, sin renunciar a sus características identitarias y a su personalidad social, cultural e histórica, los ciudadanos y estados de Europa quieren superar estas diferencias y construir un destino común en el que la dignidad humana, los derechos humanos, la libertad, la democracia, la igualdad, la solidaridad y el estado de derecho sean los valores que orienten sus acciones políticas necesarias. Quieren una Europa Unida en la diversidad para promover la paz, el bienestar y la cohesión social, el pleno empleo y el progreso social. Quieren una Europa Unida para erradicar la exclusión social y discriminación de la pobreza. Quieren una Europa Unida para conseguir un desarrollo medioambiental sostenible.

La Unión pretendida se apoya en la herencia cultural, religiosa y humanista de Europa en cuyo seno se han desarrollado los valores universales de los derechos inviolables e inalienables de la persona que constituirán sus principios de acción.

Las competencias de la Unión precisas para conseguir estos objetivos se basan en el principio de atribución y su ejercicio se ordena por los principios de subsidiariedad y proporcionalidad. Se respeta, por tanto, la capacidad de gestión y organizativa de cada Estado en todo aquello que no sea imprescindible para el ejercicio de las competencias atribuidas a la Unión.

Son muchas las razones que muestran que el tratado constitucional europeo es bueno para Navarra, para España y para Europa. En primer lugar, la norma no sólo respeta, sino que ampara el régimen foral de Navarra, además de identificarse plenamente con los valores de nuestra sociedad; defiende el modelo de economía social de mercado altamente competitiva que es el que, con tan buen resultado, venimos aplicando en los últimos años en la Comunidad Foral; es un seguro contra los nacionalismos, ya que consagra la Europa de los Estados y los ciudadanos, en detrimento de la Europa de los pueblos; contempla la creación de Europol y Eurojust, que se convertirán en un buen instrumento de lucha contra el terrorismo, una lacra que, desgraciadamente, conocemos muy de cerca en nuestro partido; y, por último, los ciudadanos navarros seremos dotados de la ciudadanía europea en una Unión más ágil, más eficaz y más democrática.

Por estas razones, el Foro Institucional de UPN, reunido en Olite, manifiesta su apoyo a la voluntad de los ciudadanos y Estados de Europa contenida en el Tratado por el que se instituye una Constitución para Europa. Consecuentemente, invita a los navarros a participar en el anunciado referéndum del tratado de la Unión el próximo día 20 de febrero y a facilitar su aplicación mediante su voto favorable.