Descargas

Catalán destaca el desarrollo social y económico de Navarra en 2005

El secretario general de UPN, Alberto Catalán, ha calificado de «muy positivo» el balance del año 2005, desde el punto de vista de la labor realizada por el Ejecutivo foral. «Las estadísticas y los informes publicados por entidades muy diversas, de sobrado prestigio y credibilidad, describen con claridad y rigor la situación actual de progreso y desarrollo social y económico que vive la Comunidad Foral, arrojando también muy buenas perspectivas sobre nuestro futuro», ha señalado.

Catalán ha recordado que Navarra se mantiene a la cabeza de España en bienestar, gasto social, empleo, nivel educativo, prestaciones sanitarias, infraestructuras culturales, inversión en I+D+I, promoción de VPO, desarrollo tecnológico, respeto al medio ambiente, etc. «En este constante esfuerzo por mejorar, ha afirmado, nos vamos aproximando cada vez más a los niveles de las regiones europeas más avanzadas».

Entre esas mejoras ha destacado el Canal de Navarra, porque supone «una vital fuente de desarrollo humano, agrícola e industrial al garantizar, cuando esté construido en su totalidad, el consumo para casi el 75 % de los navarros y la transformación de miles de hectáreas en regadío».

Asimismo, ha resaltado la Autovía a Logroño, con la reciente apertura de los túneles del Perdón, que «marcha a muy buen ritmo», la autovía a Jaca o el desdoblamiento de la Nacional 232, que «ya se ha finalizado en un 60%».

El secretario general de UPN ha subrayado que estas cotas de bienestar y progreso «son logros de toda la ciudadanía navarra», pero, para alcanzarlos, «es fundamental la estabilidad que proporciona un gobierno fuerte, sólido, transparente en su gestión y con capacidad demostrada para atender las necesidades de los navarros, proponer iniciativas y buscar soluciones a los nuevos problemas que se plantean». «Y sobre todo, con las ideas claras», ha aducido.

En este sentido, Catalán ha desatacado la celebración del VII Congreso de UPN, «que ha relanzado nuestro proyecto político y social al servicio de los navarros y ha supuesto una renovación en las ideas y en las personas». «Hemos demostrado que somos un partido dinámico, innovador, emprendedor e ilusionado, que no pierde en ningún momento el contacto con los ciudadanos y sus necesidades», ha sentenciado

Para el secretario de la formación regionalista «la nota negativa del año se la debe llevar el presidente Zapatero». Por varias razones, ha argumentado, «en primer lugar por la marginación a la que ha sometido a Navarra en los Presupuestos Generales del Estado para 2006 y su nula voluntad e interés para realizar las infraestructuras comprometidas con la Comunidad foral». Algo, ha señalado, que «Navarra sí está cumpliendo, con su esfuerzo, no así el Gobierno central».

Catalán ha apuntado dos ejemplos evidentes de esta «discriminación», por un lado, el desarrollo de la Línea de Alta Velocidad en la Comunidad foral, «para la que no hay un solo euro el año que viene ni se atisban inversiones en años sucesivos», y por otro, la celebración del V centenario del nacimiento de San Francisco Javier, «que no ha contado con la colaboración del Gobierno central a diferencia de otros eventos culturales en otras comunidades, incluso de menor entidad».

En segundo lugar, ha criticado, por «la división» que Zapatero ha provocado en materia antiterrorista entre los dos partidos mayoritarios, «debido a su estrategia de acercamiento, buenos gestos y negociación con los terroristas, convirtiendo en papel mojado el Pacto por las Libertades, una ruptura de la que tanto se ha alegrado ETA públicamente»

Al respecto, el líder de UPN tras señalar que la banda terrorista «sigue situando a Navarra como la pieza clave de sus objetivos políticos», ha advertido que «los navarros no dejaremos en ningún caso que sea utilizada por Zapatero como moneda de cambio en una hipotética negociación».

Y en tercer lugar, ha denunciado, «por los riesgos que para la unidad de España, proyecto común con el que nos identificamos los navarros, ha creado su política autonómica, auspiciando reformas estatutarias claramente inconstitucionales que han alentado a los nacionalismos más independentistas».

En este sentido, Catalán ha afirmado que los navarros tienen claro que UPN nunca va a comprometer el futuro de Navarra por el mero hecho de alcanzar el poder. «Creo que es una garantía de confianza el saber que UPN jamás comprometerá el futuro de esta tierra pactando con ideales nacionalistas que pretendan desvirtuar su identidad». Una cuestión, ha señalado, a la que Chivite y el PSN tampoco han respondido este año, «sabedores de que no constituyen una alternativa seria y creíble a UPN y de que tendrán que venderse a los independentistas vascos si pretenden llegar al Gobierno».