Descargas

Cargos de UPN en la Ribera instan a Zapatero a realizar las infraestructuras acordadas

Cerca de 50 cargos públicos y responsables locales de UPN en la Ribera han acordardo en Tudela instar al presidente Zapatero a «realizar» y «acelerar» las infraestructuras viarias y ferroviarias acordadas con Navarra y recogidas en el plan estratégico del Gobierno central. El acuerdo se tomó durante la celebración del Comité de la Merindad de Tudela, que agrupa a alcaldes, portavoces municipales, responsables locales y parlamentarios forales de la zona. La reunión estuvo presidida por Miguel Sanz, el secretario general de la formación regionalista, Alberto Catalán, y el alcalde de Tudela, Luis Casado.

En su acuerdo, los cargos regionalistas denuncian el «escaso compromiso» del Gobierno de Zapatero con la mejora de las comunicaciones y el desarrollo socioeconómico de la Ribera reflejado en los Presupuestos Generales del Estado para 2006. Y ponen como ejemplo más evidente el Tren de Alta Velocidad, «para el que no hay ni un euro».

Además, recuerdan, las cantidades previstas para la construcción de la autovía Soria-Tudela son «irrelevantes» y hasta se podrían considerar «irrisorias». «Prácticamente no se avanza nada, más allá de los dos tramos al sur de Soria proyectados por el anterior Gobierno y anunciados varias veces por el Ministerio», recalcan.

«No hay ninguna duda de que el nuevo horizonte de 2020 establecido en el PEIT del PSOE va a perjudicar a Navarra, y en especial a los riberos, que seguiremos reivindicando que estas infraestructuras estén para 2010, tal como se había acordado», agregan.

Los cargos públicos y responsables locales de UPN en los diferentes municipios de la Merindad de Tudela piden a Zapatero que «no se olvide de la Ribera» y contraponen su actitud con la «voluntad y el compromiso demostrado por el Gobierno de Navarra en la ejecución del desdoblamiento de la N-232 y otros proyectos de calado como el área de actividades económicas y la extensión de la UPNA».

Los regionalistas apelan finalmente en su acuerdo al «sentido común» del PSN para «aunar esfuerzos y mejorar juntos, desde el interés general de Navarra y de la Ribera, las escasas inversiones previstas», durante la tramitación de los PGE en las Cortes.