Descargas

46 alcaldes de UPN exigen a Zapatero que respete la autonomía peculiar de los ayuntamientos navarros

Un total de 46 alcaldes de UPN han mostrado su desacuerdo con el anteproyecto de Ley de Bases del Gobierno y de la Administración Local que quiere aprobar el Gobierno de Zapatero porque “suprime la autonomía peculiar de los ayuntamientos navarros reconocida en la actual Ley de Bases de Régimen Local y en el Amejoramiento del Fuero”, de ahí que han pedido a Zapatero que “respete la realidad municipal de Navarra”.

Así lo manifiestan en una resolución que fue aprobada durante una reunión celebrada en Cintruénigo y que UPN ha calificado como “la mayor concentración de alcaldes en torno a una formación política”. Al encuentro asistieron el secretario general de la formación regionalista, Alberto Catalán, y los responsables de Política Municipal y Acción Territorial de UPN, Faustino León y Pedro Eza, respectivamente. Entre los alcaldes presentes, se encontraban la de Pamplona, Yolanda Barcina, y el de Tudela, Luis Casado.

Los alcaldes regionalistas denuncian el “desprecio” a la realidad municipal de Navarra y el “atropello al marco legal vigente” que supone el anteproyecto. “Esta iniciativa vulnera la legalidad, que desde la última Ley de Bases de Régimen Local de 1985 reconocía las peculiaridades de nuestros ayuntamientos en cuanto a bienes, personal, servicios, requerimientos locales, presupuestos, cuentas, recursos administrativos, garantías, mancomunidades y régimen de carta y referéndum”, aducen.

“Además –agregan- el régimen competencial de los ayuntamientos navarros está reconocido en la Ley Orgánica de Reintegración y Amejoramiento del Régimen Foral de Navarra de 1982, que ahora el PSOE pretende saltarse con la clara complicidad del PSN y de su secretario general, Carlos Chivite, quien no ha abierto la boca hasta el momento sobre este asunto”.

“Es inadmisible –prosiguen- que Chivite se permita dar lecciones y cuestionar la labor de los demás cuando en los últimos meses iniciativas nacionales como el Libro Blanco y la propuesta de reforma de la Ley de Bases del Régimen Local han sido criticados por la mayoría de responsables municipales y autonómicos socialistas, excepto él”.

En este sentido, reprochan que “la política municipal del PSN carezca de criterio y no entre a valorar estas tropelías en un claro ejemplo de sectarismo partidista, por lo que es imposible que los navarros puedan ver a Chivite como un político que practique una política seria y coherente”.

“No vamos a consentir que el PSOE siga marginando a nuestros ayuntamientos en las nuevas leyes, por lo que insistiremos hasta la saciedad en el respeto que deben tener a la realidad municipal de Navarra, con o sin el apoyo de Chivite”, declaran.

Injerencia del PSN en el ámbito municipal

Otra de las cuestiones sobre la que los alcaldes regionalistas se posicionaron ayer fue la campaña iniciada por el PSN para visitar las residencias de mayores. “Chivite critica al Gobierno de Navarra por la gestión de residencias que resulta que son competencia de los ayuntamientos, también de los gobernados por su partido. Estamos ante una clara injerencia y ataque a la autonomía municipal que sus propios alcaldes y concejales no pueden consentir”, sostienen.

“La demagogia, al final, pasa factura, como la difamación, la mentira y el ataque continuo sin argumentos, sin entrar en la falta de ética política que merece la utilización de personas mayores y enfermos con el único fin de sacar réditos electorales”, denuncian.

Finalmente, los regionalistas refirman el compromiso de UPN “con la búsqueda de puntos de encuentro con las Entidades Locales, atendiendo día a día sus necesidades y sobre todo intentando mejorar las situaciones de futuro que la vida municipal viene planteando”. Una actitud de la que el Gobierno de Navarra –concluyen- ha dado buenos ejemplos “alcanzando acuerdos en todas las leyes de política municipal remitidas al Parlamento con los representantes de las Entidades Locales de Navarra y manteniendo el consenso y una fluida relación con la Federación Navarra de Municipios y Concejos, donde hay representantes de diferentes partidos políticos”.