Descargas

UPN denuncia que “Bildu sigue creando nuevos cargos directivos de libre designación en la Mancomunidad”

Echeverría vincula el nombramiento de un director de la Asesoría jurídica de SCPSA con el cambio de gestión de la recogida de residuos

El Grupo Municipal de UPN en la Mancomunidad de la Comarca de Pamplona (MCP) ha denunciado esta mañana que “Bildu sigue creando nuevos cargos directivos de libre designación en SCPSA, la empresa pública que gestiona los servicios de la entidad”.

El portavoz regionalista en la MCP, Juanjo Echeverría, ha denunciado que “en la última sesión del Consejo de Administración de la sociedad el presidente Aritz Ayesa (Bildu) promovió la creación de un puesto de ‘Dirección de Asesoría Jurídica’ con un sueldo de más de 60.000 euros”.

Este nuevo aumento de los cargos directivos llega después de que Echeverría denunciara el pasado mes de febrero que el presidente Aritz Ayesa había creado dos nuevos puestos directivos a dedo con sueldos de alrededor de 78.000 euros cada uno. Entonces, UPN denunció que “Bildu y Geroa Bai colocan a personas de su confianza, sin motivar de forma suficiente la nueva estructura y las personas elegidas para esos puestos y sin ni siquiera enumerar sus funciones”.

Según Echeverría, “el nuevo puesto supone de facto duplicar las estructuras jurídicas de la entidad, porque hasta ahora desde Mancomunidad se daba apoyo en este ámbito a la sociedad pública, lo que garantizaba un criterio unitario en su actividad”.

Echeverría ha subrayado que “el nuevo cargo se sitúa al frente de un área especialmente sensible como la de los servicios jurídicos, que deben dar el visto bueno a las actuaciones de SCPSA, y aparece en un momento especialmente delicado en el que se está debatiendo si la sociedad asume la gestión directa de la recogida de residuos, un contrato de más de 14 millones de euros al año”.

“Hasta el momento esta operación cuenta con informes negativos de los técnicos de la entidad. Entre ellos, un texto de los servicios jurídicos descarta la subrogación de las más de 170 personas que actualmente trabajan en FCC, empresa que gestiona el contrato, y que se verían abocadas al despido si Bildu sigue adelante con sus planes”, ha explicado

El portavoz de UPN considera que “la maniobra, unida al anuncio del encargo de informes externos, responde a una estrategia de Ayesa para poder contar con ropaje técnico y jurídico para una decisión que no responde más que a las obsesiones de su formación y que va a suponer perjuicios para la empresa pública y, sobre todo, para más de 170 familias de la Comarca”.

“Ayesa está despreciando a los funcionarios de la entidad y pretende sustituir su labor por la de cargos de libre designación”, ha concluido.