Descargas

Javier Esparza: “Barkos es más radical cada día que pasa”

El presidente de UPN advierte a Barkos de que tiene un problema respecto a la continuidad del Canal de Navarra y es la actitud de sus socios de gobierno

El presidente de UPN, Javier Esparza, ha acusado a la presidenta Barkos de ser “más radical cada día que pasa”, a pesar de sus intentos de parecer más moderada “no sólo ante la sociedad navarra sino, de manera especial, cuando va a la Ribera o cuando va a Madrid, y a pesar de hacer maniobras para distanciarse de Bildu”, ha señalado.

A este respecto, ha mostrado sus dudas de que el anuncio que hizo el Gobierno en relación con la segunda fase del Canal de Navarra haya sido solo un gesto de Barkos “para parecer que se desmarca de Bildu y para contentar a la Ribera”.

Esparza se ha alegrado de que el actual Gobierno haya “rectificado sus intenciones, y nos alegramos porque lo consideramos un primer paso”, pero ha hablado de una “satisfacción contenida”.

“No queremos echar las campanas el vuelo, porque no nos fiamos de este Gobierno y porque todavía hay muchas cuestiones que concretar”, ha manifestado.

Por eso, ha agregado, “debe quedar muy claro que vamos a seguir estando encima del proyecto, de la mano siempre de los regantes y de la sociedad ribera, para que no se quede en una mera declaración de intenciones, para que a partir de ahora no se busquen nuevas excusas”.

El presidente de UPN ha querido dejar claro también a Barkos que “el problema, si verdaderamente quiere realizar el Canal, no lo tiene con UPN”. “Lo tiene con los compañeros de viaje que ella libremente ha elegido” ha criticado.

“Los socios de Barkos, y de manera especial su socio prioritario, Eh Bildu, junto a Podemos y a Izquierda Ezkerra ya se han apresurado a decir que habrá que ver, que ellos no han dado aún su última palabra. Da la impresión de que no se terminan de fiar de la alternativa escogida por el Gobierno, mucho me temo que porque no ha salido lo que esperaban ni lo que, desde luego, deseaban”, ha apostillado.

Además, ha recordado que tan solo unos días antes de presentar el estudio de alternativas el Gobierno foral calificara de “desacertado” el anuncio del Gobierno central de licitar este año la segunda fase del Canal. “Un anuncio que tal vez dinamitó o al menos alteró sus planes porque, si no, no se entiende esa valoración”, ha dicho.

“Tras múltiples idas y venidas, al final han tenido que reconocer lo evidente: la solución idónea para que la Ribera disponga de agua con la calidad y en cantidad suficiente la brinda el binomio Itoiz-Canal de Navarra, es decir, lo que otros venimos diciendo y defendiendo desde siempre”, ha aseverado.

Esparza se ha mostrado favorable a que se reformule y se adapte a la nueva realidad, “nunca hemos dicho que nos pareciera mal”, ha afirmado. “Eso sí, vamos a ser exigentes para que se lleve a cabo en los términos que marquen las comunidades de regantes y el resto de la sociedad de Navarra”, ha añadido.

“Anclados en la Navarra que niega el progreso”

Esparza ha denunciado que “en lugar de gobernar con equidad y mirar al futuro, al empleo y a la generación de oportunidades, el Gobierno de Barkos sigue anclado en la Navarra que niega el progreso y encerrada en sí misma que dice no a todo aquello que suponga avance”.

“En Educación, hay que decir alto y claro que este Gobierno no está atendiendo las necesidades reales de la educación ni está trabajando para que los estudiantes navarros tengan mejores oportunidades de cara a labrarse un futuro”, ha manifestado. “Si lo hiciera así, estaría trabajando por el inglés, porque nuestros alumnos se formen en las competencias que van a demandar las empresas en el futuro inmediato. Estaría trabajando de la mano, junto a la comunidad educativa y escuchando a los padres, y no contra la comunidad educativa y las familias, que es lo que están haciendo”.

En este sentido, el presidente de UPN ha criticado la obsesión nacionalista de “imponer el euskera” y de dar “ventajas y facilidades” a quienes optan por la enseñanza en euskera frente a los que lo hacen por el modelo de castellano o el Programa de Aprendizaje en Inglés (PAI).

“Conforme avanza la legislatura, más nos reafirmamos en lo que llevamos diciendo desde el minuto uno: que el único objetivo del gobierno de Barkos, el único objetivo del cuatripartito de Geroa Bai, Euskal Herria Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra es la euskaldunización de Navarra y en acercarnos cada vez más al País Vasco, aunque eso no sea lo que quieren ni lo que demandan los navarros”, ha señalado.