Descargas

UPN presenta varias iniciativas para pedir la prohibición de las donaciones y la reducción de las campañas electorales

(UPN/27.11.14) El diputado de UPN, Carlos Salvador, ha registrado hoy nueve enmiendas y una proposición de reforma del reglamento del Congreso de los Diputados a los proyectos que el Gobierno central ha presentado dentro del marco de lucha contra la corrupción.

En dichas iniciativas UPN pide la prohibición de donaciones a los partidos políticos y a sus fundaciones, la reducción de las campañas electorales a una semana y la vuelta al sistema anterior en la elección de vocales de vía judicial en el Consejo General del Poder Judicial por los propios magistrados y jueces y no por las Cortes Generales.

Asimismo, solicita la firma, en el plazo de un mes, del Convenio entre el Congreso y la Administración General del Estado para facilitar e impulsar definitivamente la labor de la Oficina Presupuestaria de las Cortes Generales así como la incorporación de un sistema de denuncias internas en el seno de los partidos políticos así como estudiar su traslado para ser incorporado a las administraciones públicas (whishtleblowing).

Igualmente, UPN propone reformar el Reglamento del Congreso para que se sancione a aquellos diputados que no presenten su declaración de bienes.

Por otra parte, UPN ha presentado otro bloque de enmiendas al proyecto de Ley Orgánica de Reforma del Código Penal. UPN solicita que se inhabilite a los docentes que hayan sido condenados por delitos de pederastia, de terrorismo y de discriminación, entre otras medidas.

El diputado de UPN, Carlos Salvador, ha reclamado hoy durante el Pleno del Congreso “nuevas medidas para mejorar en transparencia, control, rendición de cuentas, justicia ágil y restitución efectiva”.

“No comparto la tesis que dice que el Gobierno está inhabilitado para tratar este tema porque algunas personas de su partido hayan caído en el lado oscuro de la corrupción, porque con ese mismo argumento tampoco la oposición podría participar en este debate”, ha manifestado durante el debate de los dos proyectos de ley anticorrupción que el Gobierno remitió a la Cámara en febrero.