Descargas

UPN lamenta que el PSN, Bildu y los nacionalistas utilicen el sistema educativo navarro de forma partidaria

(UPN/24.10.14) Este lunes, los nacionalistas, Bildu, Izquierda-Ezkerra y el Partido Socialista acordaban presentar en el Parlamento una proposición para modificar la Ley y extender la educación en euskera a toda Navarra. Un hecho sin precedentes ya que entraña un cambio trascendental en el sistema educativo navarro, que se ha hecho sin ningún estudio ni informe y que no ha buscado el consenso con UPN.

Nuestro Partido, tras este hecho, ha manifestado su enorme preocupación, ya que se va a modificar la Ley del Vascuence a espaldas de la primera fuerza política de Navarra, UPN. Una proposición de ley que puede calificarse como un error a todas luces y que conlleva ofertar modelo D (enseñanza exclusivamente en vascuence) en las centros educativos de titularidad pública situados en localidades de la zona no vascófona de Navarra donde haya demanda.

El sistema educativo navarro es un sistema modélico, con excelentes resultados, según los últimos informes PISA. Esa excelencia se ha logrado gracias a acuerdos basados en la estabilidad, la sostenibilidad y amplios consensos entre las principales fuerzas políticas, los cuales han conseguido un sistema equilibrado en la distribución de alumnos, tanto en las redes educativas como en los modelos lingüísticos.

UPN hace un llamamiento a las formaciones políticas, colectivos educativos y fuerzas sociales y sindicales que defienden el Amejoramiento y el actual sistema de excelencia educativa a no utilizar de forma partidaria y cortoplacista el actual modelo educativo de Navarra.

Teniendo en cuenta la trascendencia de los cambios planteados en la Ley, lo lógico sería que aquellos grupos que ahora promueven dicha modificación la planteen al electorado en la próxima cita electoral de 2015 y no que ahora, casi al final de legislatura, pacten un cambio de tal calado.

Modificar la realidad social

El consejero de Educación, Jose Iribas, señalaba esta semana que esta proposición de ley no pretende respetar la realidad lingüística y es más bien una herramienta para intentar modificar esa realidad social. “Ya ha expuesto Bildu que es un paso importante en el camino hacia lo que siempre han declarado como su modelo de escuela única, pública, laica y euskaldun, que pretende que desaparezca la zonificación de Navarra”, ha afirmado.

Iribas ha explicado que se tiene que preocupar de la sostenibilidad del sistema y de la eficiencia de la utilización de los recursos. “Las ikastolas existentes no sólo atienden la demanda real existente, sino que tienen mucha más capacidad de absorción”, ha expuesto, para indicar que “no es lógico, ni eficiente ni sostenible que, existiendo estos centros sostenidos con fondos públicos, se pretenda duplicar recursos”.

El consejero ha manifestado la apuesta del Gobierno por “una educación de calidad, que forme a alumnos en valores, en competencias y también en su capacidad lingüística, tanto en las lenguas propias de la Comunidad, de acuerdo con los deseos expresados por las familias, como en las comunitarias que puedan abrirles las puertas a los mercados de trabajo”. “Esa es la demanda de la ciudadanía y en ella se están volcando todos los esfuerzos del Departamento de Educación”, ha añadido.

A su juicio, “algún grupo quiere que haya demanda inducida”. “Por ejemplo, el alcalde de Villava, de Bildu, escribía a todos los ciudadanos para decir a los padres dónde tenían que escolarizar a sus hijos, concretamente en una escuela pública del modelo D; y esto no lo hace el Gobierno, que es respetuoso con que sean las familias las que escolaricen a sus hijos”.