Descargas

Acuerdo para modificar el Convenio Económico y evitar que se cuestione la capacidad tributaria de Navarra

(UPN/25.7.14) La presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, y el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, acordaron este lunes trabajar de manera urgente en la modificación del Convenio Económico que rige las relaciones entre el Estado y la Comunidad foral con el fin de evitar interpretaciones que puedan cuestionar la capacidad tributaria del régimen foral.

Ambos coincidieron en la importancia de iniciar en breve las negociaciones, de forma que los cambios se trasladen cuanto antes al convenio vigente, sin esperar a la actualización para el periodo 2015-19. La primera reunión tendrá lugar el próximo día 31 de julio en el marco de la comisión coordinadora del Convenio.

Asimismo, convinieron la creación de sendos equipos de trabajo en la Administración Foral y estatal para estudiar los recursos existentes ante el Tribunal Constitucional relativos a normas forales, con el fin de de reducir el nivel de litigiosidad actual.

Las modificaciones que se introducirán en el convenio económico tendrán por objeto garantizar la plena capacidad tributaria de Navarra, ya reconocida por la Constitución Española y la normativa vigente, pero cuya aplicación ha sido cuestionada en dos recientes sentencias del Tribunal Constitucional, debido a los problemas que ha generado la interpretación de dicho Tribunal. Para ello, se considera necesario aclarar y precisar el actual texto del Convenio Económico.

Los técnicos del Gobierno de Navarra están diseñando una propuesta que aclare que cuando el Estado establezca un impuesto que deba ser convenido para su aplicación en la Comunidad Foral, el tributo no será de aplicación en Navarra, salvo que se decida su aplicación previa y provisional por la Comunidad Foral, como paso previo a ser convenido. Por otra parte, la propuesta reforzará lo ya establecido en el artículo 2 del Convenio y en la propia LOFCA, para asentar que, en el establecimiento de tributos propios, Navarra únicamente estará sometida a los límites del Convenio y no de la LOFCA (Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas), que no es de aplicación al régimen foral.

Tal y como manifestó la presidenta, Yolanda Barcina, técnicos del Gobierno de Navarra están trabajando ya en la propuesta técnica. Una vez acordada con el Estado en el seno de la Comisión Coordinadora, se pondrá en marcha el procedimiento de modificación del Convenio Económico, con su traslado a la Comisión Negociadora del Convenio y su votación en el Parlamento de Navarra y las Cortes Generales.

La presidenta insistió en que el Gobierno de Navarra, sustentado por UPN, una formación foralista y con lealtad constitucional que toma sus decisiones en Navarra, es la mejor garantía para defender la potestad fiscal y el sistema foral de Navarra.

Acuerdo para el equilibrio

En la reunión, la presidenta también acordó con el ministro prorrogar para el año 2015 el acuerdo alcanzado con el Estado en el Convenio Económico vigente (2010-2014) sobre el ajuste de la recaudación del IVA, de manera que se equilibre el efecto en la recaudación del nuevo sistema de comercialización de vehículos de una empresa instalada en Navarra.

La modificación introducida en el Convenio vigente, suscrita por Navarra y el Estado el 7 de mayo de 2012, amortigua el efecto fiscal que asumen ambas administraciones, que queda limitado en la Comunidad Foral a 25 millones de euros en 2012, 2013 y 2014.
Con la prórroga para el año 2015, se trata de salvaguardar dicho equilibrio entre las dos administraciones hasta que se firme la próxima actualización del Convenio para el nuevo quinquenio 2015-2019.

Según explicó Yolanda Barcina, existe una “necesidad urgente” de actualizar el Convenio –que tendría que ser ratificado luego por el Parlamento foral y las Cortes Generales– porque hay que trasponer “lo antes posible” los impuestos que afectan a Navarra sobre los que aún no hay acuerdo con el Estado.

En cuanto a los productores que se pueden ver afectados por la anulación de la ley navarra que regulaba el impuesto sobre el valor de la producción de energía eléctrica, Barcina señaló que hasta que el TC dicta sentencia se aplica la ley foral, no la legislación nacional. Pero, una vez que hay sentencia, se deja de aplicar la ley foral, y “por eso la urgencia de trasponer todos los impuestos, para aclarar la competencia tributaria que tiene Navarra”.