Descargas

El Gobierno foral propone reducir el IRPF a todos los navarros

(UPN/27.6.14) El Gobierno de Navarra ha planteado bajar el impuesto sobre la renta a todos los navarros y establecer un nuevo tipo único del 20 por ciento en el Impuesto de Sociedades para que la nueva fiscalidad navarra sea “capaz de generar economía y empleo”. En total, esta rebaja de impuestos está cifrada en 75 millones de euros.

Así se desprende del documento presentado esta semana por el Ejecutivo foral, con las líneas maestras de la reforma fiscal. Un documento abierto con el que se pretende recabar el máximo acuerdo en el Parlamento foral, para que la reforma pueda debatirse y aprobarse en el segundo semestre de este año y entrar en vigor en 2015.

La reforma fiscal planteada tiene dos objetivos, que los navarros no estén en peores condiciones que el resto de España y que genere economía, riqueza y empleo en Navarra. Además, se trata de una reforma más progresiva, más social y más solidaria que la propuesta por el Gobierno central.

Esta reforma es fruto de un trabajo largo, intenso y con la colaboración y participación de muchos colectivos. “Hemos intentando contar con el mayor consenso social y me gustaría alcanzar este consenso en sede parlamentaria”, ha indicado esta semana la vicepresidenta y consejera de Economía, Lourdes Goicoechea.

Goicoechea ha destacado la amplia participación del tejido económico y social de Navarra y que se han recibido propuestas de la CEN, sindicatos UGT, CCOO, ELA y LAB, de ANEL, AEDAF, Colegio de Economistas, CEAT, ADEMAN, CORMIN, Consumidores Irache, la Coordinadora ONG Navarra y la Asociación Médicos del Mundo. Se recogen aportaciones del casi centenar de ciudadanos que colaboraron a través de la web del Gobierno y se han mantenido reuniones con 79 empresas a través de las asociaciones empresariales de Sakana, Tierra Estella, Zona Media y Ribera.

La reforma fiscal integral que plantea el Gobierno foral prevé una rebaja del impuesto sobre la renta a todos los navarros, manteniendo la progresividad de las tarifas y los tipos. Así, Navarra, a diferencia de la propuesta realizada para el conjunto del Estado, mantiene sus diez tramos para garantizar “un sistema más progresivo y equitativo”, ha explicado.

Con respecto a la rebaja de tarifas, se elimina íntegramente el gravamen complementario para los seis primeros tramos, es decir, para las rentas hasta 53.407 euros; a partir de esa cuantía, el gravamen se reduce en un 50% en 2015 y en 2016 se elimina el resto.

Además de la rebaja general de tipos, la propuesta plantea que todos los navarros paguen menos impuestos gracias al incremento de los mínimos personales y familiares, que se elevan un 5% como norma general, y un 10% para personas con discapacidad. De esta forma, el mínimo personal será con carácter general de 3.885 euros por sujeto pasivo. Este importe se incrementará en 945 euros para personas de más de 65 años y en 2.100 euros para los mayores de 75 años.

En el caso de personas con discapacidad, la cuantía se incrementa en 2.750 euros si la minusvalía oscila entre el 33% y el 65%, y en 9.900 euros si la minusvalía es superior. Así por ejemplo, una persona con unos ingresos brutos de 14.000 euros anuales, pagaría con la propuesta un 6,01% menos que en la situación actual. Si su salario fuese de 30.000 euros, la rebaja sería del 4,39%. En el caso de una familia con dos hijos y unos ingresos de 30.000 euros brutos anuales, la rebaja fiscal alcanzaría el 8,52%; si el salario fuese de 40.000 euros, pagarían un 5,04% menos. A esta rebaja fiscal se suma también la reducción de los tipos que se aplican al ahorro.

La propuesta del Gobierno plantea eliminar el gravamen complementario, consolidando una escala que rebaja el tipo actual para todas las rentas. Así, las rentas del ahorro de hasta 10.000 euros tributarán al 19%; entre 10.000,01 y 18.000 euros, al 22%; y las de más de 18.000,01 euros, al 24%.

Se incorporan, entre otras novedades, un incentivo para la contratación de personas para cuidado de hijos y mayores. Así, además de poder desgravarse el importe de las cuotas satisfechas a la Seguridad Social, se propone aplicar la reducción del 15% de la base de cotización de las personas empleadas. Con esta medida, además de apoyar a las familias, “el Gobierno persigue contribuir a aflorar parte del empleo sumergido en el sector”, ha añadido la consejera.
Impuesto de Patrimonio

Con respecto al Impuesto de Patrimonio, la reforma plantea equipararlo con el entorno, de manera que los navarros no estén en peores condiciones que el resto de comunidades autónomas. Así, se baja la tarifa hasta equipararla con la mayoría de tarifas hoy vigentes en las demás comunidades autónomas, se eleva el mínimo exento a un millón de euros para que sigan tributando los patrimonios medios y altos y como consecuencia se adecua la obligación de declarar, que se fija en 2 millones de euros.

Por otro lado, la reforma fiscal propone un nuevo planteamiento del Impuesto sobre Sociedades para “ncidir en la reactivación económica y en la creación de empleo. El impuesto se simplifica y reordena y ofrece un tipo nominal único: el 20%, el más bajo de España, y se mantienen las deducciones que incentivan a las empresas a mejorar su competitividad, crear empleo y, en definitiva, contribuyen a la activación de la economía.

Así, se mantienen la deducción por I+D+i, la reserva especial por inversiones, la de instalaciones de biomasa, la deducción por activos fijos materiales nuevos (sólo para nuevas empresas y en sus tres primeros años) y la deducción por creación de empleo. Para esta última además, se propone ampliarla mejorando su cuantía entre el 13% y el 33%, según los supuestos.