Descargas

Barcina dice que no es partidaria de mesas de partidos y ve en el Parlamento el foro adecuado

(Agencias/15.12.11) La presidenta del Gobierno de Navarra, Yolanda Barcina, ha afirmado que no es partidaria ni “de mesas de partidos, ni de nuevos espacios ni de escenas de sofás ni de ningún tipo de actuación que sobreexceda a la verdadera representación popular” por lo que ha defendido el Parlamento como el “foro adecuado” para debatir los asuntos que afectan a los navarros.

En comparecencia parlamentaria a petición de NaBai para informar de la posibilidad de convocar una mesa de partidos tras el anuncio del cese de la violencia de ETA, Barcina ha manifestado que es “partidaria” de “llegar a acuerdos, del diálogo y de respetar la representación que nos han dado los ciudadanos”.

Barcina ha señalado en su intervención que “estamos esperando la verdadera paz” pero ha manifestado que “aquí no hay una guerra, sino una organización terrorista que ha asesinado a parte de los ciudadanos de nuestra Comunidad y del resto de nuestro país”.

La jefa del Ejecutivo foral, que ha esperado que “veamos pronto la desaparición de toda violencia”, ha defendido que haya “luz y taquígrafos” en todas las reuniones. “Este Parlamento deberá fijar la postura en éste y otros temas”, ha incidido.

Yolanda Barcina ha señalado, además, que la mesa de partidos “no es un tema prioritario para los ciudadanos”, sino que “corresponde a una obsesión de unos grupos que forman parte de este Parlamento”. Ha dicho a los nacionalistas que “ni ustedes tienen clara la fórmula que quieren aplicar, el señor Zabaleta habla de mesa de partidos, el señor Ramirez habla de ponencia y la izquierda abertzale quiere relaciones bilaterales entre partidos en un ámbito discreto”, y les ha pedido que “primero dialoguen entre ustedes”.

La presidenta del Gobierno ha expuesto que “quien todavía tiene que mover ficha es quien durante 50 años nos ha estado amenazando a todos” y les ha pedido a los terroristas que “dejen las armas, las abandonen, se quiten las capuchas, porque no me gusta hablar con nadie con capuchas y armas sobre la mesa” y que “pidan perdón a las víctimas”.