Descargas

UPN renuncia a las dietas de las sociedades municipales de Pamplona hasta su reorganización

(UPN/14.10.2011) El grupo municipal de Unión del Pueblo Navarro en el Ayuntamiento de Pamplona encabezado por el alcalde, Enrique Maya, ha decidido renunciar a las dietas que perciben los corporativos regionalistas por su participación en los órganos de gobierno de las distintas sociedades municipales hasta que se produzca una reordenación de las mismas.

UPN de Pamplona, que continúa la senda iniciada ayer por Yolanda Barcina, aboga por reorganizar estas entidades y anuncia la presentación de una moción para que el resto de grupos municipales, que también participan en dichos consejos y perciben dietas por su asistencia, tomen la misma decisión.

El Grupo Municipal regionalista entiende que en la actual situación económica ha de revisarse el funcionamiento de los consejos de las sociedades municipales, más si cabe cuando desde la Administración se están haciendo importantes esfuerzos de contención presupuestaria.

En este sentido, UPN ha enmarcado esta medida en el conjunto de otras decisiones como la reducción de cargos de libre designación en el Ayuntamiento de Pamplona en esta nueva legislatura, el reajuste de áreas municipales y la contención presupuestaria.

Además, ha recordado que en el año 2008 congelaron los sueldos de los miembros del Gobierno Municipal y del resto de corporativos y que en el año 2010 se recortó un 9% el sueldo de Alcaldía, en un 8% el de concejales delegados, en un 6% el de liberados de grupo y en un 5% el de aquellos que cobran en base a dietas por asistencia.

En las sociedades municipales, miembros del Consistorio tanto corporativos de distintos grupos municipales como cargos técnicos ocupan puestos de responsabilidad en su gestión. Las cantidades recibidas se sitúan entre 300 y 350 euros con una retención del 30% y su periodicidad es mayoritariamente trimestral, siendo en algún caso mensual.

UPN de Pamplona también ha solicitado al Departamento de Administración Local del Gobierno de Navarra que, en el menor plazo de tiempo posible y en colaboración con la FNMC, elabore un sistema de retribuciones a los representantes municipales basado en criterios objetivos y comunes para todos los ayuntamientos de Navarra.