Descargas

UPN considera gravísimo el uso de la Asociación de Vecinos Arrosadía como tapadera de apoyo a ETA

En primer lugar, felicita tanto a todos los profesionales de los Cuerpos de Seguridad y de la organización judicial que han hecho posible la eliminación de este Grupo de apoyo ETA y la detención de sus integrantes. Los beneficiarios más directos de esta brillante operación son los ciudadanos de Pamplona, y en particular los del barrio de la Milagrosa, que hoy gozan de más libertad.

Unión del Pueblo Navarro hace constar también que, aunque no causa una enorme sorpresa (dados algunos antecedentes) la vinculación a ETA de esta pretendida asociación vecinal, constituye un hecho gravísimo la descarada utilización de un instrumento pensado para mejorar la vida de la ciudad a fin de camuflar una camarilla más del entramado terrorista.

Afortunadamente, la inmensa mayoría de la vecindad de este barrio, como de algún otro donde se pueda reproducir un problema similar, da la espalda a esta asociación. La generalidad de la vecindad de Milagrosa Arrosadía con la que habitualmente trabaja y continuará trabajando el equipo de Gobierno Municipal es ajena y contraria a las reivindicaciones y postulados violentos de esta asociación, que tras la investigación judicial ha resultado ser un disfraz de ETA BATASUNA.

Por ello, UPN recuerda que el lamentable suceso que atañe a esta supuesta asociación vecinal que ha gozado del apoyo de algún grupo del Consistorio sirve para demostrar el  gravísimo error que entraña colaborar con determinadas asociaciones que, lejos de desvincularse de estos movimientos violentos o fascistas, están dirigidas por significados miembros del entorno de ETA, BATASUNA, ANV u organizaciones de apoyo.

UPN ya ha denunciado con anterioridad la utilización de varias agrupaciones que bajo la denominación de “movimientos populares” encubren grupos de apoyo a ETA BATASUNA.

Cabe recordar cómo desde el Grupo Municipal de Unión del Pueblo Navarro se ha insistido en la imposibilidad de prestar colaboración municipal a todos estos grupos que en sus actividades, propaganda o sedes mostraban evidencias de su significación a favor de fines y medios terroristas o no se desmarcaban expresamente de estos.

Asimismo, la asociación Arrosadía, a través de su denominada comisión de Fiestas, forma parte del colectivo Gora Iruñea, que integra entre sus miembros a algunos colectivos similares de otros barrios y que a día de hoy continúa sin desvincularse públicamente de los grupos y que apoyan el terrorismo de ETA,  a pesar de los continuos  emplazamientos a tal fin cursados desde el Pleno del Ayuntamiento.

Como se sabe, algunos de estos colectivos bajo el pretexto de “organizar fiestas para los barrios” pretenden obtener la colaboración del consistorio para realizar actividades en las que recaudan recursos económicos que son gestionados por las agrupaciones que los integran.

Hasta ahora, Unión del Pueblo Navarro, cuando ha afirmado esta relación, ha tratado de mostrar siempre evidencias (carteles, folletos, pertenencia a ANV de sus dirigentes). Ahora es un Juez quien acredita hechos probados.

Confiamos en que ello sirva para que a partir de ahora ningún Grupo Municipal preste alegremente su colaboración con agrupaciones que evidencian su relación con los fines y entramados radicales sin antes exigirles un rechazo público e inequívoco de los fines y objetivos de ETA y sus organizaciones de apoyo.

En este sentido, Unión del Pueblo Navarro reitera su compromiso democrático según el cual allí donde ostente la responsabilidad de Gobierno Municipal no prestará ningún apoyo a agrupaciones que integren colectivos que formen parte del entramado batasuno o que rehúsen desvincularse de tales fines.

Por último, UPN expresa su reconocimiento y apoyo a las decenas de asociaciones en las que miles de vecinos trabajan desinteresadamente por mejorar su barrio y su ciudad sin dejarse engañar por grupos que pretenden sin éxito manipular o aprovecharse del trabajo de otros para ponerlo al servicio de sus rechazables propósitos. La indecencia de unos pocos no empaña el buen trabajo de la inmensa mayoría.