Descargas

El Senado aprueba una moción de Lapazarán que exige medidas para paliar la crisis ganadera

(UPN/1.10.08) El Senado aprobó en el pleno celebrado ayer una moción defendida por el senador de UPN, José-Cruz Pérez Lapazarán, en la que se insta al Gobierno a poner en marcha medidas para paliar la crisis ganadera y en la que se pide al Ejecutivo “que declare al sector ganadero y cárnico españoles como sectores económicos y sociales estratégicos que se deben proteger y a los que hay que destinar todos los apoyos suficientes para su supervivencia y desarrollo”.

Pérez Lapazarán destacó que no solamente es el sector ganadero el que necesita apoyo, sino también el industrial derivado del mismo, y reprochó al Partido Socialista “que siga votando sistemáticamente en contra de todas las iniciativas encaminadas a paliar la crisis del sector agrario”.

Del mismo modo, la moción solicita al Ejecutivo que apruebe un Plan de Acción que incluya un paquete de medidas de apoyo al sector ganadero, que le pueda ayudar a salir de la crisis y que contenga, específicamente, las orientadas al profesional, a sus asociaciones, a las infraestructuras ganaderas y a la comercialización, que se concreten en: líneas de financiación prioritarias a las empresas y profesionales del sector, mejoras en la fiscalidad al ganadero con medidas como la actualización del IVA compensatorio para las actividades ganaderas al 9% y revisión a la baja de los índices de rendimiento neto del IRPF aplicables a todas las actividades ganaderas afectadas por la crisis.

También solicita Planes de Acción Integral al conjunto de los sectores y a las empresas, planes estructurales para todas las especies ganaderas, especialmente para las más amenazadas, planes de incorporación a la actividad que permitan la incorporación de jóvenes y la retirada de los mayores y medidas de mejora del control de las importaciones y del movimiento intracomunitario de animales y carnes, entre otras.

El tercero de los puntos de la moción defendida por Pérez Lapazarán insta al Gobierno a realizar “una oposición clara y sistemática” en las instituciones comunitarias de todas aquellas iniciativas reglamentarias que supongan un incremento de costes para la actividad ganadero-cárnica, así como defender medidas tendentes a la disminución de costes actuales derivados de la crisis de las ‘vacas locas’, agilizar la aprobación de las producciones vegetales que cumpliendo los principios de seguridad y precaución contribuyan a mejora la competitividad de las producciones europeas frente a  la competencia exterior y evitar la  imposición de nuevas reglas sobre bienestar animal adoptadas sin base científica”.

En el cuarto de los epígrafes de la moción aprobada por el Senado, se pide al Ejecutivo de Rodríguez Zapatero que prepare el periodo en el que España presidirá el Consejo de la UE diseñando un Plan de Acción para identificar los intereses prioritarios de la actividad ganadero-cárnica española con participación de todos los sectores afectados.

José Cruz Pérez Lapazarán  calificó al sector ganadero “como estratégico y al que creemos se le debe prestar una especial atención desde el Gobierno, atenciones y medidas que no se han tomado”. Esta actividad económica sólo en origen factura 13.300 millones de euros y una vez transformado lo multiplica por tres.