Descargas

Sanz asegura que UPN va a priorizar el interés de Navarra en la negociación de los Presupuestos

(AGENCIAS/25.9.08) El presidente del Gobierno y de UPN, Miguel Sanz, y el secretario general del PSN, Roberto Jiménez, han anunciado hoy oficialmente el inicio de las negociaciones presupuestarias dada "la responsabilidad a la que obliga" la situación económica. "A partir de este momento se inician las negociaciones para alcanzar un acuerdo sobre los Presupuestos de Navarra para 2009 y aparejado a esto se tratará también de los Presupuestos de España", ha precisado en conferencia de prensa conjunta Roberto Jiménez.

Y al respecto el presidente Sanz ha añadido que su "voluntad de acordar los Presupuestos es clara, también la de aprobarlos antes del 31 de diciembre", y por ello, ha dicho, "estoy negociando con el PSN lo de aquí y lo de allí y con algún dirigente del PSOE lo de allí y lo de aquí".

Sanz ha asegurado sin embargo que "la disposición" de su partido "no va a venir derivada de un planteamiento mercantilista, no es el momento ni nuestro estilo", sino que se van a "priorizar los intereses generales de Navarra y de España, que son coincidentes, y la gobernabilidad de Navarra, clave" para la "unidad de España".

En este sentido ha precisado que "la gobernabilidad no sólo se consigue con los Presupuestos" sino también "con la voluntad de querer acordar cuestiones fundamentales", aunque ha aclarado que "si derivado de esto, paralelamente, conseguimos otras cuestiones de interés para los navarros, lógicamente no lo vamos a despreciar".

"No prejuzgo lo que vamos a hacer" con el voto de los diputados de UPN en el Congreso a los Presupuestos del Estado aunque "hay cobertura legal" en el pacto suscrito entre UPN y PP "para una posición diferente cuando se trate de "interés general y la gobernabilidad de Navarra", ha aclarado Sanz.

Y ha explicado que tiene "firmado un compromiso como presidente de UPN que dice lo que dice" y "no vamos a romperlo", por lo que le "extraña" que Mariano Rajoy se haya podido plantear una ruptura de este pacto, como en algunos medios se ha comentado, ya que él fue quien "firmó el acuerdo" por el PP y además "a mí no me ha trasladado nada".

Por eso el presidente ha reafirmado que aunque ésta es "una fase incipiente" de las negociaciones deseaba expresar "con absoluta claridad y sin ningún complejo" su decisión de que los diputados de UPN "no sean ningún obstáculo para que España pueda tener unos Presupuestos adecuados para salir de la crisis".

Una actitud que Roberto Jiménez ha querido reconocer expresamente al subrayar la "altura de miras" del jefe del Ejecutivo foral, de quien ha asegurado que tiene "la mejor disposición, como la nuestra, porque las circunstancias lo exigen".

En relación con Navarra, ha apuntado que "vistas las grandes cifras estamos ante una realidad que no nos gustaría, ajena al Gobierno y al PSN, pero que vamos a afrontar con seriedad, rigor y sentido común porque lo que nos preocupa es el mantenimiento del empleo y que las políticas sociales, que nos hacen más iguales, no sufran merma alguna".

Ha transmitido no obstante un mensaje "de optimismo", seguro de las "potencialidades" que tiene Navarra y de que la "estabilidad es buena" para el tejido productivo y el conjunto de la sociedad.

Así, y tras enmarcar esta negociación en "un ejercicio de seriedad y responsabilidad", ambos políticos han comentado que el calendario diseñado indica que el 15 de octubre se remitirá al Consejo Económico y Social y a la Comisión Foral de Régimen Local el anteproyecto presupuestario, por lo que para entonces es necesario que estén ya pactadas "las grandes líneas", ha puntualizado el presidente.

Y una vez consensuado el "esqueleto presupuestario", las "correcciones" u "aportaciones" que éste necesite, ha precisado Jiménez, se dejarán para el trámite parlamentario vía enmiendas, aunque ya ha adelantado que su partido "comparte" con el gabinete de UPN-CDN "las cifras macro" y por eso se trata de ver cómo "priorizar el gasto social".

Para cumplir con este calendario, será el próximo 8 de octubre cuando se reunirá la comisión se seguimiento del pacto firmado por Gobierno y PSN para los Presupuestos de 2008, que el Ejecutivo espera cerrar con una ejecución del 96% y algo superior en lo que fueron demandas socialistas admitidas, y también se analizará el cumplimiento hasta la fecha del Plan Navarra 2012, que conllevará unas inversiones de 4.500 millones de euros.

Con estos datos y la proyección para 2009 se podrá cerrar ya el anteproyecto para que el 31 de octubre el Gobierno celebre una sesión extraordinaria en la que aprobará el proyecto y lo remitirá al Parlamento.