Descargas

Sanz reclama, en la apertura del curso político, un acuerdo de Estado entre PP y PSOE ante la crisis

(DN/5.9.08) El presidente del Gobierno de Navarra y de UPN, Miguel Sanz, dedicó buena parte de su discurso en la apertura del curso político, que se celebró en Cadreita ante unos 350 simpatizantes, a la crisis económica y dejó claro que su apuesta pasa por un acuerdo de Estado entre los dos grandes partidos, PSOE y PP, para tomar las medidas necesarias. " No es una cuestión de apuntalar a Zapatero, sino a nuestro país. Si no se da este acuerdo, a ver quién se atreve a reducir el gasto público", subrayó.

También reconoció que las cuentas públicas de Navarra "se han deteriorado", sobre todo por el descenso de los ingresos por el impuesto de sociedades, pero destacó que Navarra está en mejores condiciones que el resto de España para afrontar la crisis. No obstante, señaló que "si a España le va mal, a Navarra le irá mal".

También reconoció que la Comunidad foral "se ha acomodado a la dependencia del presupuesto público en ayudas y subvenciones". "Se acabó el café para todos. Ahora habrá que seleccionar y destinarlas a los más necesitados", apuntó.

Además, pidió solidaridad a todos los agentes sociales y a los empresarios. "Es mejor pasar de 10 a 9 que de 10 a 0 y no quiero decir que sean los trabajadores los que deben cargar con la crisis, sino todos". Eso sí, también dejó claro que a UPN no le "temblará el pulso" para liderar esta situación. "Puede parecer una realidad amarga, pero sabemos lo que tenemos que hacer y saldremos adelante".

También hizo hincapié en la necesidad de que las empresas navarras salgan a vender fuera, en respaldar a los empresarios para que sigan innovando y aguanten antes de destruir empleo, y en potenciar el conocimiento de las lenguas comerciales. "Hay que meter el inglés hasta en la sopa y quien quiera apostar por el catalán o el euskera con recursos desmesurados, allá ellos", sentenció.

Crítica a Ibarretxe y NaBai

El presidente Sanz se mostró dispuesto a buscar apoyos para hacer frente a la situación de incertidumbre, pero puntualizó que para hacer cosas "es necesario alcanzar la mayoría, no unanimidades". Luego se preguntó qué pasaría si NaBai estuviera en el Gobierno de Navarra junto a PSN e IU. "Donde gobierna sólo hay líos de banderas, con temas de ANV… Barkos dice que ha hecho muchas cosas en Pamplona, como reponer la estela de Germán, sustituir las calles franquistas de la Chantrea y reconocer a los fusilados del 36. ¿Solucionamos la crisis con estos rollos?", volvió a preguntarse.

También criticó el conflicto de financiación autonómica y citó al estatuto catalán "que ocasiona grandes agravios en otras Comunidades y acabará afectándonos porque dirán que nuestro convenio nos da privilegios". Al mismo tiempo indicó que la consulta de Ibarretxe es "un acto de deslealtad impresionante".