Descargas

UPN pide que la cesión del Fuerte de San Cristóbal se haga con compensaciones económicas

(UPN/25.6.08) Los senadores de UPN votaron ayer en contra, junto con el resto del Grupo Popular, de la moción presentada por el senador Patxi Tuñón, que fue aprobada por la Cámara Alta y en la que se solicita al Gobierno central la cesión al Ejecutivo navarro del Fuerte de San Cristóbal –Fuerte Alfonso XII de Navarra- para destinarlo a fines medioambientales, recreativos y de recuperación de la memoria histórica. Los regionalistas consideran que se debe realizar la cesión pero "con compensaciones económicas".

Los senadores de UPN, según explicó ayer María Caballero durante su intervención, están de acuerdo con que se ceda el Fuerte “pero que se haga con las correspondientes compensaciones económicas, ya que si no es así tendrá que ser el Gobierno foral y los contribuyentes navarros los que paguen el nuevo uso del Fuerte”.

“La cuantificación de esta moción es cero euros, por lo que se desprende que todo lo que vaya a invertirse en esta instalación lo debe financiar el contribuyente navarro”, ha subrayado María Caballero.

En este sentido, ha señalado que “tanto por el Ministerio de Defensa como del Gobierno de Navarra, los ayuntamientos afectados y los partidos políticos representados en el Parlamento de Navarra están a favor de ultimar los tramites para proceder a su transferencia”. “Pero no estamos de acuerdo con que se condicione el uso sin dejar a las instituciones navarras que se manifiesten, y que no se cuantifique dinero alguno para su conservación y rehabilitación”, ha explicado Caballero.

Enmienda de los senadores de UPN

Caballero ha manifestado que los senadores de UPN presentaron una enmienda que está básicamente de acuerdo con la parte principal de la moción, “no compromete el uso de la cesión, sino que plantea que sean las propias instituciones navarras las que decidan sobre el destino final que habrá que darle a estas instalaciones”. “A nuestro juicio no se debe decir desde el Senado qué se tiene que hacer con una cesión de un edificio y una superficie de terreno ubicada en Navarra, sino que se debe respetar la soberanía de las instituciones de la Comunidad Foral”, ha añadido.

La enmienda, que fue rechazada, instaba al Gobierno de la Nación a entablar conversaciones con el Gobierno Foral y, como consecuencia de ello, propiciar un acuerdo que resuelva los problemas que se planteen con la transferencia, tanto los de rehabilitación como los de uso.