Descargas

Miguel Sanz señala acerca de la ejecución del TAV que “no nos vamos a quedar parados”

(UPN/6.6.08) El presidente de UPN y del Gobierno navarro, Miguel Sanz, aseguró durante la celebración del Consejo Político, el viernes en Pamplona, que si el Gobierno central no aprueba "en un plazo prudencial" el convenio de financiación del corredor navarro del tren de alta velocidad, desde la Comunidad Foral se actuará "unilateralmente". En este sentido, afirmó que “no nos vamos a quedar parados”. La situación generada en torno a este proyecto es "algo extraña para los navarros", porque "en Navarra, lo que se pacta, se cumple", añadió.

Durante su intervención, Sanz recordó que el texto del convenio marco de colaboración, que prevé que Navarra ejecute las obras descontando su coste del Convenio Económico, ya ha sido aprobado por el Gobierno Foral, pero todavía no se ha remitido al Consejo de Ministros.

No obstante, destacó que "no nos vamos a quedar parados" y en este sentido ha considerado que hay dos opciones, una de ellas "tomar las de Villadiego" y "poner por montera la competencia y unilateralmente sacar a concurso" los proyectos de obra, y la otra "esperar a ver si en un plazo prudencial se resuelve el asunto".

Sanz aseveró que la primera opción, que es "la que en su día adoptó la Comunidad Autónoma Vasca, y le salió bien", está abocada a un recurso por parte del Estado, que es el titular de las competencias en materia ferroviaria.

El dirigente navarro resaltó sin embargo que "a mí no me asusta tomar esa solución, porque tengo controlados los riesgos y sé lo que puede ocurrir", aunque indicó que prefiere "agotar todas las vías de diálogo" y ha mostrado su confianza en que el Gobierno central "va a cumplir sus compromisos". "Esto se resuelve con habilidad" y, si no, "con firmeza", ha dicho Sanz.

El presidente navarro también aludió a la "crisis del PP" e instó a los populares a que "solucionen cuanto antes los problemas". En este sentido, subrayó que, "si somos socios del PP y a nosotros nos va tan bien, que nos copien".

Sanz aludió asimismo en su intervención a la devolución fiscal de 400 euros, adoptada por el Gobierno central "de manera indiscriminada y sin tener en cuenta progresividad alguna", y tras calificar esta actuación de "absurda", agradeció al PSN que apoye una reforma tributaria como alternativa a esta medida.